Los ecologistas cuestionan una planta de residuos en Silvota

El exterior de la planta de transferencia de residuos en Silvota. /  E. C.
El exterior de la planta de transferencia de residuos en Silvota. / E. C.

Acusan al Principado de ser «un coladero» en la gestión de estas instalaciones y se sorprenden de que Llanera no haya alegado

J. C. D.LLANERA.

La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies criticó ayer que el Principado haya concedido una autorización ambiental integrada a una planta de transferencia de residuos, ubicada en el polígono de Silvota, cuya resolución se publicó ayer en el BOPA. «Lamentamos el coladero que es el Principado con la mala gestión de los residuos peligrosos en Asturias», afirmó su coordinador, Fructuoso Pontigo, a quien le resulta «sorprendente que el Ayuntamiento de Llanera no haya alegado en el trámite de consulta, ni respondido a la solicitud del informe preceptivo sobre la adecuación de la instalación a todos aquellos aspectos de competencia municipal».

Los ecologistas habían presentado cuatro alegaciones durante el período de información pública del expediente: el riesgo potencial para los trabajadores de las empresas del entorno al ampliar los residuos almacenables; la presencia de depósitos a la intemperie «sin garantías de seguridad»; el vertido de aguas del proceso al colector del polígono, algo que califica de «inadmisible» ante una posible fuga, o que no se precise el tratamiento de las emisiones difusas de sustancial volátiles.

La empresa respondió a las alegaciones que la ampliación de los residuos gestionables se debe «a la necesidad planteada por los clientes de la planta» y que son «inherentes» a los propios servicios. De los depósitos a la intemperie, afirma que son envases nuevos que se suministran a los clientes. Asegura que la planta cuenta con sistema de retención de fugas, que solo verterán a la red «las aguas asimilables a urbanas». Y que los trasvases «serán mínimos y menor aún las emisiones difusas que pudieran generarse», por lo que no considera necesarias medidas preventivas adicionales «más allá de las normales de protección personal». En la resolución se indica que las alegaciones se tienen en consideración al establecer los condicionantes de la autorización ambiental integrada.