Red Eléctrica reodenará las líneas de alta tensión y liberará 370 hectáreas en Ribera

José Ramón García, Carlos González, Isaac Pola, Eva Pagán durante la visita a la subestación de Soto. /  HUGO ÁLVAREZ
José Ramón García, Carlos González, Isaac Pola, Eva Pagán durante la visita a la subestación de Soto. / HUGO ÁLVAREZ

Invierte más de nueve millones en la subestación de Soto, que mejora la red de transporte y aminora el ruido con nuevas pantallas acústicas

ROSALÍA AGUDÍN

Es una demanda histórica para Ribera de Arriba y este año se hará realidad. Red Eléctrica Española reordenará las líneas de alta tensión que hay a lo largo del concejo y liberará 370 hectáreas en Bueño y en el entorno del área recreativa de El Llosalín. Así lo anunció ayer la directora general de Transporte de la multinacional, Eva Pagán, durante un acto celebrado en la subestación de Soto. Las actuaciones afectará a «cuatro líneas» de entrada correspondientes a «trece apoyos», expuso. Esta no es la única inversión de Red Eléctrica. Han instalado una reactancia, que sirve para mantener la tensión de la red independientemente del número de usuarios y evitar las sobretensiones, y han colocado 120 metros de largo de paneles acústicos para absorber el ruido de esta máquina que pesa 103 toneladas sin aceite.

En total, la multinacional desembolsará más de nueve millones de euros (seis millones para las actuaciones que se acometerán este año y la cantidad restante es para el trabajo ya realizado).

El alcalde de Ribera, José Ramón García celebró ayer las actuaciones. Lleva desde 1987 luchando por la reordenación de las líneas de alta tensión y ahora urge a «EdP Energía, Viesgo e Iberdorla» hacer lo mismo. «Aún no estoy satisfecho del todo pero hemos dado un paso. Nuestros principios con Red Eléctrica no fueron fáciles porque imponían las cosas pero ahora ofrecen soluciones», ahondó el regidor socialista en uno de sus últimos actos al frente del Ayuntamiento. No se presentará a las elecciones municipales de mayo.

Esta reordenación también permitirá aumentar la capacidad de transporte. Se cambiará la tensión de la línea de Tabiella pasando de los 220 kilovatios a los 400 y se mejorará tanto la red como la evacuación de generación en el eje Asturias-Galicia. A este respecto, la delegada del Gobierno, Delia Losa, añadió que el objetivo del gobierno estatal, liderado por Pedro Sánchez, es la «reordenación de las líneas».

Todas estas actuaciones, según especificó el consejero Isaac Pola, servirán para acoger los «nuevos escenarios cambiantes». Es decir, el cierre de las centrales térmicas -en Asturias ya se ha anunciado que se clausurará la de Lada (Langreo) y la de Soto del Barco en Tineo- y la adaptación a las energías renovables. «La red de transporte tiene que estar diseñada para todos los escenarios en función de las condiciones que haya en cada momento», especificó Pagán.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo también explicó que el futuro de la central térmica de Soto de Ribera tiene «futuro» en un principio. Su propietaria, EdP Energía, ha realizado las «correcciones medioambientales» oportunas.

 

Fotos

Vídeos