Una empresa simulada para conseguir trabajo real

El alumnado del ciclo formativo durante una sesión de trabajo en Naturlácteos. /  PABLO NOSTI
El alumnado del ciclo formativo durante una sesión de trabajo en Naturlácteos. / PABLO NOSTI

El IES Juan de Villanueva incrementa hasta el 78% el índice de inserción laboral en los ciclos formativos de Administración

LYDIA IS

La actividad en Naturlácteos comienza a las nueve y media de la mañana. En la recepción, Alejandro Solís y Diego Alonso activan los teléfonos, encienden los ordenadores, abren el correo electrónico y se preparan para afrontar la jornada de trabajo. Mientras, en el departamento de ventas, María Laruelo elabora albaranes y facturas y en el de compras Armando Collada mantiene controladas las existencias y pide lo que va haciendo falta a los proveedores.

Parece una empresa dedicada a la fabricación y venta de productos lácteos, pero no lo es. Se trata del aula que el IES Escultor Juan de Villanueva, de la Pola, ha habilitado para desarrollar el proyecto Empresa Simulada, una iniciativa que lleva en marcha desde el curso 2006-2007 en la que el alumnado del ciclo formativo de grado medio de Gestión Administrativa y del de grado superior de Administración y Finanzas desempeña las mismas funciones que en un negocio real a través de los diferentes departamentos por los que va rotando, en los que no faltan contabilidad o recursos humanos.

«Es una oficina dentro del aula y a través de una plataforma informática mantienen relaciones comerciales con más de de trescientas empresas simuladas de toda España y pueden conectarse con más de siete mil a nivel internacional», explica María José Álvarez, jefa del departamento de Administración del centro. Este curso, además, se han lanzado al comercio 'online'. «Tenemos alumnos que vienen al centro por la simulación, les aporta autonomía y confianza de cara a incorporarse al mercado laboral», apunta Aurora Gallego, una de las profesoras. El curso pasado, el índice de inserción laboral fue de un 78%.

«Ayuda mucho a la hora de afrontar las prácticas o de ir a trabajar a una empresa, sales sabiendo defenderte», asegura Ana Martínez, una de las alumnas. «Da tranquilidad, sabemos lo que nos vamos a encontrar», corrobora Noelia del Valle.