Encuentran un cráneo en la carbonera de una vivienda de Grado

La familia a las puertas de la vivienda donde apareció el cráneo tras comentar el hallazgo. /  GRADO NOTICIAS
La familia a las puertas de la vivienda donde apareció el cráneo tras comentar el hallazgo. / GRADO NOTICIAS

La Guardia Civil, que ha iniciado una investigación, apunta a que es «muy antiguo» y no presenta «síntomas de violencia»

ROSALÍA AGUDÍN

Lo que menos se esperaba María de los Ángeles cuando se puso «a limpiar la carbonera» de su nueva casa, situada en el número 46 de la calle Las Calles Nuevas de Grado, era encontrarse un cráneo humano. Es más, al principio creía que se trataba de un «balón», pero pronto se dio cuenta de que tenía «dientes y piel». Fue entonces cuando entró en «pánico» y avisó al resto de su familia, qu de inmediato llamaron a la Guardia Civil.

Los agentes de la Policía Judicial de Tudela Veguín se desplazaron rápidamente hasta el lugar de los hechos. Recogieron huellas y ayer fuentes de la Benemérita informaron que el cráneo es «muy antiguo» y no presenta «síntomas de violencia». De todas formas, se ha iniciado una investigación y las diligencias ya han sido entregadas a los juzgados de Grado.

María de los Ángeles no da crédito a lo sucedido. Aún tiene el «recuerdo en la cabeza» del momento del hallazgo, porque, según precisó, fue «la primera vez» que vio un cráneo. «Estaba barriendo cuando me lo encontré; la cabeza era pequeña, creo que era o de un niño o de una mujer», dijo mientras indicaba a Grado Noticias el lugar donde se halla la carbonera de su casa.

«Estaba barriendo cuando me lo encontré: la cabeza era pequeña»

Está bajo las escaleras que dan acceso a la segunda planta. En la vivienda del primer piso vive ella junto al resto de su familia desde hace «dos meses». La dueña de la vivienda, sin embargo, «no» tenía idea de que allí se encontraran restos humanos. Antes de los actuales inquilinos, residieron más gente: «Aquí habitó un chico que ahora está en una residencia».

A pesar del «susto» inicial, María de los Ángeles ha limpiado a fondo la carbonera y no se «han encontrado ningún hueso más». Ahora, la familia espera que con la investigación iniciada se sepa quién fue la persona a la que pertenece el cráneo.