Evades arranca en Noreña con una mesa abierta sobre liderazgo femenino

La jornada inaugural de la Escuela de Verano Evades ayer en Noreña. /  PABLO NOSTI
La jornada inaugural de la Escuela de Verano Evades ayer en Noreña. / PABLO NOSTI

La nueva edición de la Escuela de Verano ofrecerá hasta el 9 de agosto cuatro semanas repletas de formación

JOSÉ CEZÓN NOREÑA.

La XXI Escuela de Verano, Evades, se inauguró ayer en Noreña con una mesa redonda sobre el 'Liderazgo femenino' con cuatro ponentes y un formato novedoso, en el que participación cuatro periodistas -entre ellas, Lydia Is, de EL COMERCIO, y cuatro agitadoras de redes sociales. La moderadora fue la directora de Evades, Carmen Riesgo.

Cristina Fanjul, directora del Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado (CEEI), calificó el liderazgo como «la persona que es capaz de hacer que pasen cosas, que sean de verdad y que tengan impacto». Y enumeró una serie de características que lo definen como una orientación hacia la búsqueda de resultados, apelar a las emociones, la cooperación y el trabajo en equipo o el factor riesgo. Subrayó que la conciliación «sigue siendo un obstáculo» y que el objetivo último es «hacer un mundo mejor». También apuntó que en una de cada tres empresas que acuden al CEEI figuran mujeres y que solo el 12% están formadas exclusivamente por mujeres.

Cuatro itinerarios (14 horas)
Del 9 de julio al 9 de agosto.
Trece cursos presenciales (de 7 y 14 horas)
Del 6 de julio al 9 de agosto.
Cursos teleformación (24 horas)
Del 9 de julio al 9 de agosto.
Talleres de marketing (3,5 horas)
Del 24 al 26 de julio.
Clausura
9 agosto, Auditorio.

Eugenia Suárez, vicerrectora de Acción Transversal de la Universidad de Oviedo, añadió que «las mujeres tenemos que creérnoslo y tener más confianza en nosotras mismas». También habló de sus orígenes en el seno de una familia obrera. «Gracias a la educación he conseguido ir avanzando y meterme cada vez en más líos, salir de la zona de confort y estabilidad», dijo.

Comentó la presencia creciente de la mujer en la Universidad, que representa más de la mitad en todos los niveles; o que aún sigue habiendo diferencias de género en determinadas titulaciones, «aunque eso está cambiando». Del personal docente e investigador, mencionó «el efecto tijera» para referirse a que el espectro de edad por debajo de los 35 años lo acaparan las mujeres, pero que existe un 80% de hombres a los 70 años. Cifró en un 25% el número de catedráticas. Y concluyó con las medidas para fomentar la igualdad.

Elisa Reguera, directora de Servicios Comerciales del Grupo Xentia, habló de su progresión de comercial a dirigir a un equipo de 150 personas, desveló las atinadas preguntas que le formulaba su abuela sobre su cargo y aportó algunas recetas como el entrenamiento, la comunicación, las competencias interpersonales e intrapersonales y huir de los complejos. Y Judit Naves, de la empresa Astursabor, relató su experiencia personal como empresaria audaz con una propuesta pionera de platos precocinados de productos de razas autóctonas.

La periodista Rocío Ardura preguntó por las lógicas renuncias para alcanzar esos logros. Esther Canteli se interesó por el fomento de la excelencia en planes de igualdad. Elena Plaza quiso saber cómo se desempeña el papel de lideresa sin seguir modelos masculinos. Y Lydia Is preguntó a Judit Naves por las posibles acciones o políticas en el medio rural para lograr que más mujeres puedan seguir su ejemplo y fortalecer ese sector. Así comenzó una nueva edición de Evades: cuatro semanas repletas de formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos