Excarcelan a una conductora tras chocar contra un árbol en Siero

Un equipo de bomberos durante la excarcelación. /  E.C
Un equipo de bomberos durante la excarcelación. / E.C

La mujer, de 26 años, sufrió policontusiones mientras que su acompañante salió por sus propios medios y resultó ileso

JUAN VEGASIERO.

Una mujer de 26 años resultó herida en la madrugada de ayer tras salirse de la vía el vehículo que conducía y colisionar contra un árbol en la AS-17, en la rotonda de acceso desde la A-66 a la altura de la Urbanización de la Fresneda en Siero. El turismo, con matrícula 8976-DSF, circulaba por la carretera comarcal a pocos minutos de las cinco de la mañana cuando se produjo el aparatoso accidente.

Tras el impacto, el coche quedó encajado entre varios árboles. La sala 112 del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) dio cuenta a los equipos sanitarios, a la Guardia Civil y movilizó a varios equipos de bomberos de La Morgal, que se vieron obligados a excarcelar a la mujer que había quedado atrapada dentro del vehículo.

La operación resultó compleja debido al estado en el que quedó el vehículo. Una vez estabilizado el turismo para garantizar la seguridad de los intervinientes, los bomberos abrieron hueco retirando tres de los pilares y parte del techo. Para liberarla tuvieron que retirar parte del volante, del salpicadero y del respaldo del coche. En coordinación con el equipo sanitario la excarcelaron, en vertical, con la tabla de rescate, inmovilizada con colchón de vacio y con ayuda de un sistema de extracción rápida tipo «boa».

El aviso llegó al Centro de Coordinación de Emergencias a las cinco menos diez de la mañana. Cuarenta minutos después los bomberos comunicaron que la mujer ya se encontraba en la UVI móvil y, una vez finalizada la intervención, regresaron a su base a las 06.19 de la mañana.

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y por la Guardia Civil de Tráfico, la joven fue trasladada inmediatamente al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Sufrió policontusiones y su pronóstico era reservado. En el turismo viajaba también un varón que consiguió salir por su propio pie y que resultó ileso, por lo que no fue necesario trasladarle al hospital.