«Existe una lejanía entre el Ayuntamiento de Llanera y la parroquia de Pruvia»

Manuel Valcárcel junto a la Fonte Fuécara. / PABLO NOSTI
Manuel Valcárcel junto a la Fonte Fuécara. / PABLO NOSTI

«Llevamos esperando una reunión con el alcalde, siguiendo el reglamento de participación ciudadana, desde hace seis meses»Manuel Valcárcel Presidente vecinal de Pruvia

MARCOS GUTIÉRREZ PRUVIA.

Manuel Valcárcel, presidente de la asociación de vecinos de Pruvia considera que la parroquia, la tercera más importante del concejo, necesita urgentes mejoras en materia de saneamiento y conducción de agua, entre otras. Considera que la sintonía con el equipo de gobierno no es, ni mucho menos, todo lo fluida que debería.

-El Pleno de Llanera rechazó las alegaciones de Pruvia al plan de inversiones municipal, ¿cómo lo interpretan?

-Entraba dentro de lo previsible, porque tampoco esperábamos nada del equipo de gobierno. El simple hecho de que se haya llevado a Pleno el tema de las alegaciones ya me pareció interesante. Ha servido para reflejar la lejanía de este Ayuntamiento con el pueblo de Pruvia. No hay una relación fluida ni participación ciudadana o transparencia. En su día se prometió que esto se iba a mejorar, estamos igual o peor que antes.

«El saneamiento es uno de los problemas de la parroquia y se afronta sin planificación» «En Pruvia aún hay muchas tuberías de fibrocemento en condiciones precarias»

-¿Siente que la parroquia se encuentra marginada con respecto a otras del concejo?

-Esto habría que preguntárselo al Ayuntamiento. Somos una asociación que no rendimos pleitesía a nadie. Nos debemos solo a Pruvia. Siempre lo hemos hecho, incluso con otros equipos de gobierno. Nos interesa resolver nuestros problemas, pero lo que no vamos a hacer es escondernos. Al que le guste bien y al que no, también.

-¿Cuáles son las necesidades más acuciantes de Pruvia?

-Son las mismas que hace más de una década. No se ha avanzado prácticamente nada y lo único que se ha hecho es actuar de una forma, digamos, chapucera. El saneamiento es uno de los grandes problemas que tiene esta parroquia y se sigue afrontando sin una planificación general. Da la sensación que se va haciendo por impulsos y así nos va. También está el tema de la renovación de las conducciones. Aquí sigue habiendo mucha tubería de fibrocemento, en condiciones muy precarias. Cada vez hay más viviendas y no se puede dar más presión porque revientan. Hay zonas de Pruvia donde apenas tienen presión. Sabemos de gente que tiene que desplazarse a casas de familiares de otras zonas de la parroquia porque les llega mal el agua.

-¿En qué se ejemplifica esta falta de avances que denuncia?

-Aquí en la parte de Remoria hay una zona recreativa en la que los vecinos llevan más de dos años pidiendo que se pongan en su posición los bancos que están entornados. Eso refleja la falta de interés del equipo de gobierno. También está el entorno de la Fonte Fuécara. En esos bancos se echó un poco de hormigón tapando lo que estaba más deteriorado. En tres años y medio el alcalde no ha sido capaz de reunirse con los vecinos.

-¿Han solicitado reunirse con el equipo de gobierno para tratar estas cuestiones?

-Llevamos esperando una reunión con el alcalde, que está solicitada siguiendo el reglamento de participación ciudadana, desde hace unos siete u ocho meses. Cuando un alcalde no se quiere reunir con un pueblo de su municipio es que sucede algo ahí que no debería.

-¿Qué peso tiene la parroquia en el conjunto del concejo?

-Incluyendo la urbanización Soto de Llanera, en Pruvia hay unos 2.600 habitantes. Es una población importante, la tercera parroquia de Llanera. El problema es que no se cuenta con todos los vecinos de la parroquia. Aquí se hizo una renovación de una red de aguas y casi no se enteraron los vecinos interesados. Y es una obra que se ejecutó con dinero del Principado. La asociación de vecinos está aún esperando que el Ayuntamiento le comunique algo del proyecto.

-¿Qué tareas de mejora se han hecho en la Fonte Fuécara?

-Se le quitó el tejadillo que tenía el lavadero, en mayo o junio, porque tenía unas maderas que estaban podridas. El problema es que estamos en octubre y sigue el tejado sin reponer. A que se supone que es la fuente más emblemática de Llanera tiene un aspecto para el visitante que da pena. Es una fuente icónica.

 

Fotos

Vídeos