La Fiscalía avala la actuación de Amparo Antuña con el uso del campo de fútbol

El campo de fútbol municipal Alejandro Ortea, de Noreña, que utiliza el club Condal. / IMANOL RIMADA
El campo de fútbol municipal Alejandro Ortea, de Noreña, que utiliza el club Condal. / IMANOL RIMADA

Admite que la cesión al Condal sin un convenio es irregular, pero destaca la iniciativa de la alcaldesa de Noreña de tratar de corregir una situación que lleva así más de 30 años

JOSÉ CEZÓNNOREÑA.

La Fiscalía Superior del Principado ha archivado la denuncia del grupo municipal de Izquierda Unida contra la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña, y la alcaldesa en funciones, Ana González, a quienes les imputaban un presunto delito de prevaricación en relación con el uso y la gestión de los campos de fútbol Alejandro Ortea y José Isidoro García, 'Güelito', ambos propiedad del Ayuntamiento.

Los concejales de IU, Cristina Sánchez y Javier López, denunciaron que ambas instalaciones deportivas están siendo utilizadas con carácter exclusivo por el Condal C.F., sin que haya mediado ningún tipo de expediente, convenio o contrato administrativo que ampare ese uso. La otra acusación era que representantes del Condal estaban alquilando a terceros el campo 'Güelito', sin que ello suponga ningún tipo de ingreso para las arcas municipales.

En sus alegaciones, la alcaldesa confirmó la inexistencia de un contrato de cesión al Condal, pero añadió que esa situación «viene produciéndose desde hace más de treinta años». Antuña informó, asimismo, a la Fiscalía de los pasos que había dado durante el pasado mandato, precisamente, para regularizar la situación. A petición de la regidora, la secretaría del Ayuntamiento informó en marzo de 2017 que la solución jurídica sería una concesión administrativa de dominio público. Y en noviembre de 2018, se inició el expediente para contratar un servicio de consultoría y asesoramiento técnico para preparar la documentación necesaria para regular el uso del campo. El contrato se adjudicó en diciembre con un plazo de ejecución de seis meses.

Por otro lado, en la contabilidad del Condal no consta ningún ingreso por alquiler de las instalaciones a terceros entre los años 2014 y 2019, ni tampoco existe ingreso alguno en el Ayuntamiento por este concepto. Y también existe una comunicación de la Concejalía de Deportes de Noreña al Condal, de agosto de 2018, en las que le recordaba que el uso de esas instalaciones municipales estaba restringido a ese club.

En relación al uso del campo, la Fiscalía considera «evidente que existe una situación administrativa irregular» ante la falta de una resolución que ampare la cesión al Condal, pero también advierte que es una situación que tiene su origen desde hace más de tres décadas «consentida o ignorada por todos los responsables municipales anteriores». Y subraya que fue, precisamente, la alcaldesa denunciada quien, al tener conocimiento de esa irregularidad, «la que ha puesto en marcha el mecanismo administrativo para su corrección, lo que excluye la existencia del elemento subjetivo del delito de prevaricación».

En cuanto al supuesto cobro de alquileres a terceros, la Fiscalía apunta que no hay constancia de esa práctica por parte del Condal. Y añade: «Incluso aunque así fuera, tampoco hay indicios de que se hubiera hecho con el consentimiento de los responsables municipales, más bien al contrario». En consecuencia, la Fiscalía decreta el archivo de las diligencias de investigación «al no revestir los hechos caracteres de delito». Y advierte a los denunciantes de que no cabe recurso alguno contra la resolución, aunque sí pueden acudir al juzgado de instrucción.