«Gracias; habéis conseguido hacer inmensamente feliz a mi padre»

El alcalde de Siero, Ángel García, hace entrega del pergamino de Hijo Adoptivo a Juan José Corrales en presencia de su hija Sandra y del portavoz del Pinsi, Juan Camino, promotor del reconocimiento. / FOTOS: IMANOL RIMADA
El alcalde de Siero, Ángel García, hace entrega del pergamino de Hijo Adoptivo a Juan José Corrales en presencia de su hija Sandra y del portavoz del Pinsi, Juan Camino, promotor del reconocimiento. / FOTOS: IMANOL RIMADA

Más de doscientas personas acompañan al exalcalde de Siero, Juan José Corrales, en su nombramiento como Hijo Adoptivo

LYDIA IS POLA DE SIERO.

Emocionado y rodeado de sus tres hijas y de su hijo, de familiares, amigos, compañeros de partido, de rivales políticos y de más de doscientas personas vinculadas al movimiento asociativo, empresarial, alcaldes de barrio y vecinos. Así recibió ayer Juan José Corrales Montequín (Nava, 1953), exalcalde de Siero, su reconocimiento como Hijo Adoptivo del municipio que gobernó entre 1999 y 2010, cuando dimitió tras sufrir un accidente con el vehículo oficial y dar positivo en alcoholemia.

La sala de cámara del Teatro Auditorio se quedó pequeña durante un breve pero emotivo acto que comenzó y finalizó con acompañamiento de gaita y tambor. También se guardó un minuto de silencio por la muerte de Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida en Llanes.

La primera en tomar la palabra fue Noelia Macías, portavoz del grupo municipal socialista, que señaló los pasos seguidos en la tramitación del expediente, que culminó en julio del pasado año con la aprobación del reconocimiento por mayoría del Pleno con un solo voto de diferencia. Mientras que PSOE, Pinsi, la Plataforma Vecinal de La Fresneda y el concejal no adscrito Javier Seoane apoyaron la iniciativa; Somos, IU y PP votaron en contra y Foro y Ciudadanos se abstuvieron.

Algo que también recordó Juan Camino, portavoz del Pinsi y promotor de la iniciativa, durante su intervención. «Cuando presenté la propuesta, ni por asomo pensé que iba a encontrarme con tantos escollos», señaló.

Y es que no ha estado exenta de polémica. A la falta de consenso en la corporación, una recogida de firmas para instalar un busto y dar el nombre de Corrales a la plaza del Teatro Auditorio se saldó con la desaparición de varias hojas con rúbricas. «Fue un boicot en toda regla», apuntó Camino, quien destacó que «a pesar de las diferencias, has sido un gran alcalde de Siero, si no el mejor, uno de los mejores». El edil compartió mandato con el exregidor entre 1999 y 2003 como responsable de Economía.

Por su parte, como representante de la Agrupación Socialista de Siero, Luis Blanco glosó la trayectoria personal y política de Corrales. «Su capacidad de trabajo y su entrega y pasión por hacer de Siero un lugar mejor siempre han sido enormes», aseguró. En este sentido, destacó su habilidad para llegar a acuerdos, lo que le llevó a la Alcaldía en 1999, y su capacidad de gestión. «Fue capaz de convencer que se construyera el túnel de ensayos en Anes, único en España; que Ikea se instalara aquí e ideó el complejo cultural de la Pola», enumeró.

En el acto también participó el alcalde, Ángel García, que destacó la parte «humana» del exregidor. «Fue quien me introdujo en política, no sé si darle o no las gracias», bromeó. Tampoco faltó Adrián Barbón, secretario general de la FSA.

El estado de salud de Corrales, que hace unos años sufrió un ictus, le impidó hablar y fue su hija Sandra quien lo hizo en su nombre. «Gracias, lo que habéis conseguido es hacer inmesamente feliz a mi padre, es el honor y el reconocimiento más grande que puede recibir», señaló.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos