La Guardia Civil investiga una agresión sexual en el Festival de la Sidra de Nava

La Junta de Seguridad durante la reunión previa a la celebración del Festival de la Sidra de Nava. / E. C.
La Junta de Seguridad durante la reunión previa a la celebración del Festival de la Sidra de Nava. / E. C.

Una joven denuncia que fue atacada cuando se ausentó a orinar y que el agresor le arrancó la ropa interior, le quitó el móvil y la obligó a darle un beso

LYDIA IS NAVA.

La Comandancia de la Guardia Civil de Gijón ha iniciado una investigación para tratar de esclarecer una agresión sexual ocurrida en la madrugada del domingo en el Festival de la Sidra de Nava y que fue denunciada por la víctima el lunes en una Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Ha sido la Benemérita quien se ha hecho cargo del caso al tratarse de una zona de su competencia.

La joven ha pedido, además, colaboración a través de la Plataforma Feminista d'Asturies por si hubiera alguna persona que haya presenciado los hechos -ya que señala que había gente cerca- o se cruzara con el hombre y que pueda aportar algún tipo de información que permita identificar al presunto agresor o facilitar más datos que puedan ayudar en la investigación.

Según relata en un escrito publicado por el colectivo feminista en su perfil de una red social, apunta a un hombre de unos 45 años y 1,75 metros de altura, delgado, con la piel morena, pelo largo moreno y sin barba. Describe que vestía pantalones tejanos desgastados y en mal estado y una camiseta blanca también «bastante sucia y desgastada».

La agresión se produjo en torno a las cinco de la madrugada, cuando la víctima se ausentó a un lugar cercano a la fiesta para orinar. «Me cogió y me levantó arrancándome la ropa interior, no me dejaba irme», relata. La fuerza empleada por el hombre, asegura, le ha dejado marcas en el cuerpo al intentar resistirse. «Me quitó el móvil cuando intentaba llamar para pedir ayuda y me obligó a besarlo para dejarme marchar; como no me fiaba accedí a hacerlo, hubo un forcejeo y conseguí huir corriendo», añade.

El Festival de la Sidra de Nava tiene su epicentro en el entorno de la céntrica plaza Manuel Uría, donde se concentran las actuaciones musicales, pero la celebración también se extiende a otras calles con bares. Hasta la fecha, no se había registrado ninguna agresión sexual.

Refuerzo de seguridad

Por su parte, el Ayuntamiento de Nava, como organizador de la cita, prefiere guardar silencio hasta tener más detalles sobre el caso, ya que desconocía la existencia tanto de los hechos como de la denuncia. Fuentes municipales aseguraron que no registraron ninguna incidencia durante la noche del sábado.

Precisamente, en esta edición, el Festival contó dentro del equipo de seguridad con dos mujeres especializadas en violencia de género, así como agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil. Además, el Conseyu de la Mocedá tuvo habilitada hasta las cuatro de la madrugada una mesa informativa donde visibilizó varias campañas, entre ellas, contra las violencias machistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos