La Guardia Civil «trabaja» en la unión de los cuarteles de Siero y Noreña

Ocho de los integrantes del puesto de Pola de Siero en la iglesia de San Pedro. /  PABLO NOSTI
Ocho de los integrantes del puesto de Pola de Siero en la iglesia de San Pedro. / PABLO NOSTI

«Sería más efectivo tenerlo todo concentrado en un punto que estar dispersos», explica el sargento Daniel Suárez

JUAN VEGAPOLA DE SIERO.

La Guardia Civil de Pola de Siero celebró ayer el día de su patrona, el Pilar, con una misa en la parroquia de San Pedro Apóstol. A la ceremonia religiosa acudieron 8 de los integrantes del cuartel de la Pola, que fueron acompañados por representantes del Cuerpo Nacional de Policía y por varios concejales del consistorio sierense. Una vez finalizada la misa, el sargento primero, Daniel Suárez Hevia, comentó que verían con buenos ojos la unificación de su cuartel con el de Noreña: «Sería más efectivo tenerlo todo concentrado en un punto, que estar dispersos». También estaba previsto que el Ayuntamiento de Siero le entregase la insignia de oro a Alejandro García Ardura, pero el repentino fallecimiento, el miércoles, del concejal de Partido Popular Juan Aurelio Bode hizo que la corporación decretase 3 días de luto oficial. Es por eso que la distinción al Guardia Civil se pospondrá hasta el año que viene. A pesar del luto, el alcalde de Siero, Ángel García, quiso felicitar a la Guardia Civil en sus redes sociales por el «excelente trabajo» que considera que realizan.

El instituto armado quiso destacar que, por el momento, no tienen ninguna demanda urgente, pero que la unión del cuartel de la Pola con el de Noreña facilitaría mucho su trabajo: «A medida que pasan los años, las comunicaciones van mejorando y evolucionando por lo que es posible que se esté quedando un poco atrás el sistema de tantos acuartelamientos con menos efectivos disponibles. Así, se reduce un poco la efectividad, era mejor estar todos juntos en el mismo cuartel». Además, prosiguieron, «las mejoras implican que lo que antes nos lleva treinta minutos ahora nos lleva quince, por lo que ya no es tan necesario que haya varios puntos físicos de cuarteles sino como la respuesta al ciudadano». «La Guardia Civil está trabajando en la unión y se trata de una necesidad que terminará llegando con el tiempo», desveló el sargento primero. Es por eso que, a pesar de que el cuartel de Pola de Siero tiene más de 40 años, consideran que no hace falta hacer «ninguna» mejora en el aspecto de infraestructuras: «Las dependencias están en perfecto estado».

Sobre los datos de criminalidad, no proporcionaron cifras concretas pero, aseguraron que se mantiene la tónica de los últimos años: «A pesar de que nuestro puesto cubre el municipio de Sariego y parte del de Siero, en el que compartimos territorio con el Cuerpo Nacional de Policía, está siendo un año muy tranquilo, salvo por el crimen de Xixún - en el que Ginés Priede Junco fue encontrado hace dos semanas en la carretera, con un disparo en la cabeza-, aunque al tratarse de un tema de relevancia, vino a apoyarnos la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Gijón».

En relación al despliegue de guardias destacaron que el puesto de Pola de Siero realiza un núcleo operativo con el de Noreña para poder garantizar un mínimo de patrullas en la zona durante las veinticuatro horas del día y que, por ejemplo, en caso de que algún efectivo se encuentre ocupado, una patrulla de Noreña pueda atender una demanda en el concejo de Siero y Sariego y viceversa.

Los portavoces municipales del Partido Popular , de Vox, de Ciudadanos y de la Plataforma Vecinal de La Fresneda quisieron acompañar a la Guardia Civil, en el Pilar, y mostrarles su apoyo.