Hallan oculto un nido de ametralladoras en Lugones

Raquel Arias posa junto al nido de ametralladoras. / NOSTI
Raquel Arias posa junto al nido de ametralladoras. / NOSTI

Las labores de limpieza en la parcela de la antigua fortificación de la guerra civil dejan al descubierto una parte de la segunda línea de defensa

LYDIA IS EL CUETU (LUGONES).

Los trabajos de limpieza que el empresario Jorge Sandoval está llevando a cabo en la parcela que alberga la antigua fortificación de El Cuetu han dejado al descubierto un nido de ametralladoras que había permanecido oculto bajo tierra durante más de medio siglo. «Llevamos seis meses buscando algún vestigio de las tres líneas de defensa que había y por fin ha aparecido algo», explicó ayer.

Fue al eliminar una zona de pinos cuando la máquina excavadora desveló una estructura de hormigón. «Al principio pensamos que podía ser una fosa séptica, pero después ya vimos que no, que era mucho más antiguo», explica Raquel Arias, presente durante el hallazgo. «Fue toda una sorpresa y muy emocionante», reconoció.

No obstante, lamentó que solo se conserve el nido. «Tenía la esperanza de que estuviera abovedado y se conservara el pasillo que lo comunicaba con el búnker del edificio principal, pero hemos encontrado un tubo, lo que significa que se destruyó cuando se construyó el monasterio para hacer las cañerías y los desagües», apuntó.

Ahora, los trabajos se centrarán en despejar y adecentar la zona. «Nos va a llevar algún tiempo porque tiene que ser algo manual para evitar daños en la estructura», señaló. El nido de ametralladoras tiene dos aspilleras, las ventanas por las que sobresalían los cañones de las armas.

Por su parte, Sandoval está convencido de que hay más elementos ocultos. «Son muy difíciles de detectar porque son de hormigón, pero iremos haciendo capas poco a poco a ver si se repite la suerte», avanzó. Asimismo, recordó que el próximo mes de junio, entre los días 22 y 24, El Cuetu acogerá la recreación histórica de una batalla de la II Guerra Mundial, así como el primer desfile militar de esta época en Asturias.

Con vistas al valle de Paredes, Lugones y Oviedo, la zona de El Cuetu fue un enclave estratégico durante la guerra civil en el que se construyó una fortificación de trincheras y un búnker con más de cien metros de longitud desde el que mantener vigilado el frente.

Temas

Lugones
 

Fotos

Vídeos