El homenaje a Luis José de Ávila congrega en Noreña a sus amigos

Luis José de Ávila, en el centro, con parte de los asistentes al homenaje de ayer en Noreña. /  PABLO NOSTI
Luis José de Ávila, en el centro, con parte de los asistentes al homenaje de ayer en Noreña. / PABLO NOSTI

J. C. D. NOREÑA.

La Orden del Sabadiego y los antiguos alumnos de los Dominicos ofrecieron ayer una comida-homenaje al periodista Luis José de Ávila, en la sede social de Noreña. Entre los veinticuatro asistentes, se encontraban Manuel de la Cera, compañero de clase del protagonista; el Padre José Luis Álvarez Valdés; el pintor Manuel Linares, el peluquero Ramiro Fernández o su hijo Óscar de Ávila.

También acudieron la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña; la concejala de Foro, Beatriz; el exalcalde César Movilla y el concejal del PP de Oviedo, Gerardo Antuña.

De Ávila recibió dos placas de la Orden del Sabadiego y de los exalumnos de los Dominicos y unos obsequios de la alcaldesa. Mostró su gratitud por el homenaje y recordó una anécdota de la época de estudiante, cuando fue con un grupo de teatro a Noreña a representar 'El motín del Caine'. Se les estropeó el autobús y cuando llegaron a la villa condal se encontraron con seis espectadores en el salón parroquial.