El Independiente debe cambiar un partido por el deterioro del campo

Un operario mostrando ayer la zona del campo afectada. /  I. RIMADA
Un operario mostrando ayer la zona del campo afectada. / I. RIMADA

El presidente del club de Lieres, Rafael Cayado, dice que el alcalde de Siero se comprometió a restituir la zona donde se cavó estos días una zanja

J. C. D. LIERES.

El Club Independiente de Lieres se ha visto obligado a invertir este fin de semana el calendario liguero para jugar en campo contrario el partido que le correspondía en casa contra el Condal B. El motivo fue una obra municipal de saneamiento, en la que se cavó una zanja dentro del terreno de juego para meter una tubería, y que se cubrió después con arena de sílice. La propia Federación de Fútbol del Principado tomó la decisión de suspender el partido, tras comprobar el estado del campo en esa zona, para prevenir posibles lesiones de los futbolistas.

El presidente del club, Rafael Cayado, manifestó ayer que tiene el compromiso del alcalde de Siero, Ángel García, «de que se va a dejar el campo en condiciones» y de que hoy mismo pasará a mirarlo una empresa de jardinería. También se va a aprovechar el parón de Navidad para intentar mejorarlo.

El Club Independiente regresó esta temporada a la competición, tras unos años de paréntesis, y fueron los propios jugadores quieren se encargaron de segar el prau, que superaba el metro y medio de altura en alguna zona, y de explanar el terreno con una apisonadora cedida por Bimenes. De ahí que se llevaran un gran disgusto cuando se encontraron con la zanja. La obra dotará de saneamiento a las instalaciones deportivas del entorno, que ahora vertían al río.

 

Fotos

Vídeos