La investigación de la muerte continúa su curso sin denuncias

La Comandancia de la Guardia Civil de Gijón se hizo cargo el martes de la muerte de Evangelista Canto. Fue el Centro de Coordinación de Emergencias del 112 quien, siguiendo el protocolo establecido, dió el aviso a la Benemérita de que se había producido el ataque que terminó con la vida del octogenario.

El miércoles, los agentes de la Policía Judicial y del Seprona visitaron la vivienda de Guillermo Muñiz, propietario de los perros, y certificaron que la finca estaba bien vallada y que los animales se encontraban en buen estado. Los informes serán trasladados tanto a la Consejería de Desarrollo Rural como al Juzgado de Instrucción. El juez tendrá que determinar si existe algún tipo de responsabilidad penal por parte del dueño de los canes, si bien por el momento no se ha interpuesto ninguna denuncia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos