Las Jornadas de los Callos cuelgan el cartel de completo en los bares de Noreña

Laura Álvarez y Pablo Herrero, a punto de degustar los callos en El Sastre. / FOTOS: PABLO NOSTI
Laura Álvarez y Pablo Herrero, a punto de degustar los callos en El Sastre. / FOTOS: PABLO NOSTI

Los hosteleros de la villa condal se vuelcan con la fiesta y ofrecen desde menús y raciones hasta tapas con las consumiciones

LYDIA IS NOREÑA.

«Vinimos expresamente a comer los callos, pero no teníamos reserva y nos encontramos con todos los restaurantes llenos», lamentaban ayer Arturo Florentino y Marién Rico, desplazados desde Salinas. Sin embargo, su pesar duró lo que tardaron en el Hatchet en prepararles una mesa en la terraza y unas raciones.

Y es que desde el miércoles, Noreña entera está volcada en la celebración de las 51 Jornadas Gastronómicas de los Callos en las que participan veintiocho establecimientos, desde bares y cafeterías hasta restaurantes. Y para quienes llegan de nuevos, hay alternativas, como la de Chus Canga, propietario de El Café de Chelo, que no dudó en ofrecerlos como tapa con cada consumición a la hora del vermú. «Noreña es el pueblo más limpio del mundo, gochu que entra, gochu que maten», bromeaba un cliente.

En otros establecimientos, como El Sastre, llevan desde el primer día con el cartel de completo colgado. «Recibimos reservas con semanas de antelación», apunta Rosana González. Calcula que en total servirá media tonelada de callos, repartidas en un millar de raciones.

Concierto y pasacalles

Pero las jornadas no son solo comer. La Banda de Música de Noreña y la de Godella, de Valencia, sellaron su intercambio con un pasacalles y un multitudinario concierto en los jardines del Ayuntamiento.

Y para la jornada de hoy, está programado un concierto de la Bandina de la Academia y Banda de Música de Noreña, a las 13.30 horas en la plaza de La Cruz, y de 14 a 16.30 horas, la Bandina La Garrapiella protagonizará un pasacalles por los bares.

 

Fotos

Vídeos