«Los jueces creemos poco en la independencia de la justicia», asegura Biurrun

La charla de la jueza Garbiñe Biurrun y el edil Gonzalo Bengoa. / E. C.
La charla de la jueza Garbiñe Biurrun y el edil Gonzalo Bengoa. / E. C.

La presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco participa en el día contra la violencia de la mujer en Posada

J. C. D. LLANERA.

«Las juezas y jueces creemos poco en la independencia de la justicia». Así de contundente se expresaba ayer Garbiñe Biurrum, presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, quien participó ayer en Posada en una charla-entrevista con el concejal de Igualdad, Gonzalo Bengoa, en la apertura de los actos del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La jueza realizó esta afirmación a una pregunta sobre la percepción negativa que los ciudadanos tienen de la justicia. Ella lo corroboró y añadió: «Peor aún es el dato dentro del colectivo judicial, porque es el último país dentro de la Unión Europea».

Sobre el grado responsabilidad de la justicia ante las cifras de mujeres asesinadas, la jueza afirmó que «en una sociedad machista, patriarcal, las instituciones tienen responsabilidad y una mirada masculina. La justicia trabaja con leyes hechas con visión masculina», si bien advirtió de la escasez de medios. «La justicia es el servicio público en la que menos se ha invertido históricamente», dijo.

De la formación con perspectiva de género, aseguró que «no podemos fiarlo todo a la justicia. La mejor justicia no resolvería el tema de la violencia machista, porque responde cuando los hechos han ocurrido». Y reconoció que los jueces adscritos a juzgados de violencia contra la mujer «no tienen una formación específica», pero tampoco existe formación en género para ingresar en la carrera judicial, salvo cursos voluntarios.

Biurrun aportó el dato de que solo se denuncia un 20% de los casos. «Una justicia que funcione bien movería a que hubiera más denuncias», aseguró. Sobre el caso de 'la Manada', afirmó que «la sentencia revela poco conocimiento de las mujeres y poca o nula visión de género».

La jueza comentó también que a algunos grupos judiciales «se nos acusa de activismo, de querer reventar las leyes yendo a preguntar a Luxemburgo. Hay gente que le da terror preguntar a Europa». Y de la separación de poderes, afirmó que «a todos los gobiernos les interesa tener un poder judicial más o menos dócil y cercano que vaya a poner poco en cuestión los actos del gobierno y que no le revuelva mucho la sociedad».

Temas

Llanera

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos