Llanera mantendrá la tasa de agua a pequeños comercios y ganaderos

Un momento del Pleno. /  I. R.
Un momento del Pleno. / I. R.

La alegación de la empresa fue estimada ayer en sesión plenaria, que contó con el descontento de la mitad de las corporaciones

M. RIVEROLLANERA.

El Pleno municipal ordinario de Llanera abordó ayer el expediente por el que la empresa FCC Aqualia S.A. presentó alegaciones a la modificación y aprobación de la ordenanza de suministro de agua. El equipo de gobierno aprobó el mantenimiento de la tasa de agua a pequeños comercios y ganaderos. Por otro lado, las modificaciones que pretendía la concesionaria del servicio, Aqualia, referentes a la tasa del alcantarillado, fueron desestimadas. La decisión contó con el respaldo de PSOE, IU y Somos y la abstención del resto de partidos. Todos ellos adujeron que habrían preferido poder votar por separado los dos puntos tratados sobre la modificación de la ordenanza. Según la portavoz del PP, Nuria Niño, en la decisión de los socialistas para estimar una alegación y desestimar otra «falta coherencia y verdad».

Además, el portavoz de Ciudadanos, Alfonso Cicero recordó que si el Consistorio tiene disposición económica para ello, debería poder asumir los costes de la rebaja de las tasas por el servicio como «apoyo simbólico» al pequeño comercio y los ganaderos. Una cifra que ascendería a alrededor de unos 8.000 euros anuales . Esta idea fue también apoyada por VOX.

También durante el Pleno fue ampliamente debatida la moción 'tipo' presentada por el PP, en la que el grupo municipal reclamaba al gobierno de España la transferencia a las entidades locales de los recursos derivados de la participación en ingresos del Estado. La propuesta no fue aceptada por ninguno de los grupos, que la catalogaron de «oportunista», fuera de lugar y «sin sentido» al tratarse de una petición de ámbito supramunicipal. Gonzalo Bengoa afeó que la petición popular estaba hecha «de cara a la galería» y a las puertas de las elecciones del 10 de noviembre, pero que sin embargo, «no plantea soluciones concretas».

«El Gobierno está cumpliendo ampliamente con sus obligaciones con este Ayuntamiento y lo está haciendo puntualmente», zanjó el tema el portavoz socialista, David Mon.