Llanera reclama a Educación un peritaje del polideportivo del colegio público de Lugo

Humedades en uno de las estancias del polideportivo del colegio de Lugo. /  IMANOL RIMADA
Humedades en uno de las estancias del polideportivo del colegio de Lugo. / IMANOL RIMADA

El alcalde recalca que el Ayuntamiento «no ha visto una contrapartida» ante el retraso del inicio de las obras en la zona deportiva del centro

MARCOS GUTIÉRREZ LUGO.

El Ayuntamiento de Llanera ha solicitado formalmente a la Consejería de Educación que un perito de insalubridad evalúe la situación del polideportivo del colegio público de Lugo. El alcalde, Gerardo Sanz, explicó que este trámite «está pedido y ya se solicitó en su momento. Aún no tenemos traslado en el expediente. Antes fue la concejala de Sanidad la que lo hizo, pero no hay respuesta todavía». En esta línea insistió en trasladar su apoyo a los padres de alumnos del centro. «Aquí estamos todos luchando por lo mismo: que se arregle el polideportivo», insistió.

El primer edil recordó que en la primera reunión con la Consejería de Educación, mantenida en el 2015, ya se le había trasladado un documento pidiendo visita de un perito para examinar las humedades, filtraciones y demás problemas de las instalaciones. «La situación es tan grave que si en el Ayuntamiento no hubiésemos asumido los trabajos que asumimos, estaríamos sin pistas polideportivas en San Cucao o Posada o sin el arreglo de los laterales del colegio de Lugo», añadió.

Ante los retrasos de estas inversiones por parte del Principado, Sanz recalcó que Llanera «no ha visto contrapartida». «Hay otras obras que tendríamos que hacer y la consejería tendría que asumir», indicó. No obstante, el alcalde de Llanera quiso recordar que la problemática en torno a la zona deportiva del centro educativo de Lugo «viene de muchos años atrás».

La Asociación de Madres y Padres del colegio ha fijado una reunión con el alcalde en el propio centro el lunes. Sanz confirmó su presencia en la misma. El consejero de Educación, Genaro Alonso, también fue invitado a acudir, pero el Ampa del centro recibió ayer una comunicación en la que se excusa su presencia. La consejería responde a los padres que «el Ayuntamiento ha informado a la consejería que se van a acometer las obras de sustitución de la cubierta de esta instalación educativa de titularidad municipal».

La Ampa respondió ayer a su vez que «la obra del Ayuntamiento se va a ejecutar conforme a lo acordado, porque ellos sí cumplen su palabra, pero no consideramos que el mérito se lo tenga que apropiar el señor consejero. Los vestuarios van a seguir siendo insalubres y la zona de material una piscina cubierta». «Hagan la obra que tenían pensado hacer y déjense de parchear la educación pública», recalcó la asociación en su respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos