Lucía Noval busca avales para presidir Festejos y promete su modernización

Lucía Noval Casielles, aspirante a presidir Festejos. / PABLO NOSTI
Lucía Noval Casielles, aspirante a presidir Festejos. / PABLO NOSTI

Deberá reunir setenta firmas de socios antes del lunes para presentar su candidatura, una decisión que tiene « muy meditada»

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

A sus 28 años, la polesa Lucía Noval Casielles se ha armado de valor y ha decidido encabezar una candidatura para dirigir y «modernizar» la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, la misma entidad que la nombró Reina de las Fiestas en el año 2010 con Manuel Freije como presidente.

Esta terapeuta ocupacional se encuentra en plena búsqueda de los setenta avales fijados en la convocatoria electoral extraordinaria, que realizó la semana pasada el actual presidente, Jenaro Soto. El plazo de presentación de candidaturas finaliza el próximo lunes, pero ella no tiene ninguna duda de que obtendrá esas firmas necesarias. Explica que al no tener acceso al censo oficial de socios -que Festejos cifra en 751 personas-, su equipo ha realizado un llamamiento público, a través de las redes sociales. Y asegura que la respuesta ha sido más amplia de la esperada. Ha dejado también unas hojas en la Imprenta Noval y en el bar El Patio de Butacas para aquellos socios que deseen avalarla.

Aunque su nombre no trascendió hasta este lunes, a través de EL COMERCIO, Lucía Noval asegura que su decisión de encabezar la candidatura a la junta de gobierno la tiene tomada desde hace muchos meses y que está «muy meditada». Hasta su familia ha desistido de hacerla cambiar de opinión. «Vieron que voy en serio», dice.

Ella forma parte del grupo opositor a la gestión de Jenaro Soto que, según desvela, surgió «de conversaciones de chigre sobre las deudas de la sociedad y se decidió plantar cara». Cabe señalar que Noval es de las pocas integrantes de ese grupo que posee más de veinticuatro meses de antigüedad de socia, otro de los requisitos de la convocatoria. «Soy socia desde que nací», afirma. Y es que el abuelo de unos tíos suyos, Dionisio Villa, fue el socio fundador y primer presidente de Festejos en 1961.

Lucía Noval asegura que ya tiene gente suficiente para integrar la candidatura y que domina diferentes materias, desde temas legales a económicos. En su caso, aceptó liderar el proyecto «porque me gusta dar la cara y se me da muy bien redactar».

La aspirante prefiere no desvelar aún datos concretos de sus proyectos para las fiestas de la Pola, pero asegura que tienen «ideas muy modernas y productivas». Y comenta que este grupo opositor lleva reuniéndose todas las semanas desde hace un año y dispone de un amplio dossier con todo lo que se publicó de las fiestas y lo que la gente comenta en las redes sociales.

Lo que sí avanza es que si logra la presidencia va a mantener la bendición de los Güevos Pintos, tras algunas voces minoritarias que reclamaban su traslado a los ámbitos eclesiásticos. Y tiene muy claro que debe producirse un cambio radical en la programación musical y al público a la que va dirigida.

Cambio en la oferta musical

Respecto a la escasez de socios de la entidad, Noval cuestiona la inoperancia de las campañas actuales 'puerta a puerta' y aboga por recurrir a las nuevas tecnologías. Y rechaza de pleno el abono de dietas: «Nadie debería cobrar nada por estar en la directiva».

Sobre la situación de «desequilibrio y descontrol total» de la entidad, comenta que el tema está en manos de abogados, «pero va todo extremadamente lento».

 

Fotos

Vídeos