Lugones cerrará hoy su semana cultural con una exhibición y dos conciertos

Dos visitantes en uno de los puestos. /  FOTOS: IMANOL RIMADA
Dos visitantes en uno de los puestos. / FOTOS: IMANOL RIMADA

La actividad ofrece un mercadillo con productos artesanales y actuaciones en las inmediaciones del parque de la Paz

JUAN VEGA LUGONES.

La intensa lluvia no empañó ayer la celebración de la segunda jornada de la quinta edición de la semana cultural de Lugones. Todo lo contrario. Muchos de los asistentes se mostraron positivos a pesar del chaparrón: «Si cae agua, pues habrá que venir con paraguas», bromeó un vecino. A las doce de la mañana, a modo de pistoletazo de salida, un gaitero y tamborilero entonaron varias piezas populares a modo de convocatoria para vecinos y curiosos alrededor del parque de la Paz.

Al mismo tiempo, tuvo lugar la apertura del centro comercial abierto en el que vecinos lugoneneses vendieron desde ropa, libros o bisutería. La semana cultural también ofreció a los asistentes varios puestos en los que podían comprar productos artesanales y un servicio de parrilla.

La actuación del mago Pelayo atrajo a un gran grupo de curiosos. Durante su show, interactuó activamente con los más pequeños pero también con los más grandes que aplaudían y reían al ver las caras de asombro que constantemente mostraban los niños. «Es una actividad que a los niños les encanta porque el mago les permite participar constantemente y eso les vuelve locos», comentó el padre de uno de los niños.

Como colofón final a la jornada de ayer actuaron las bandas Premonition y Johnny Penicilina y los Frisuelos Eléctricos. Dos grupos que el próximo 25 de mayo tocarán en el legendario escenario de The Cavern -donde empezaron los Beatles- en Liverpool.

Las personas que ayer no tuvieron la oportunidad de asistir a esta actividad en Lugones pueden hacerlo hoy. El maestro de kung-fu Román Migoya realizará con alumnos una exhibición y el grupo Valvulina y Patapalo amenizará la sesión vermú antes del cierre y clausura de la semana cultural de Lugones, que volverá el año que viene aunque el tiempo no acompañe.