«Iba a coger chatarra», dice el acusado de quemar seis contenedores en Lugones

El Ministerio Fiscal pide tres años y seis meses de cárcel para el investigado

MARCOS GUTIÉRREZSiero

La vista oral por la quema de varios contenedores de reciclaje en diferentes calles de Lugones en abril del pasado año se celebró este mediodía en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo. La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 3 años y medio de prisión, multa, y el pago de los desperfectos causados para el acusado de prender fuego a seis contenedores en la localidad. La defensa pide la libre absolución por falta de pruebas.

El acusado, J. A. M., señaló que la noche de los hechos investigados «iba a coger chatarra con el carretilla». El hombre, que se encuentra preso en estos momentos en el centro penitenciario de Asturias por otro delito, negó su participación en la quema. «No tengo nada que ver con eso», afirmó tajante a preguntas de la jueza. «Cogí la chatarra, volví a casa, vi la tele y me dormí», añadió.

Un Policía Nacional declaró que se identificó al investigado y a su pareja, A. M. G. H, la noche de autos a las 23 horas en la avenida de Viella. Señaló que ambos eran «conocidos» de las fuerzas de seguridad, con varios antecedentes delictivos, entre ellos por «quemas en meses anteriores».

Los hechos descritos por el Ministerio Fiscal tuvieron lugar sobre las 22.45 horas del 16 de abril de 2018. El acusado, tras introducir un cartón ardiendo, prendió fuego a seis contenedores de reciclaje, dos de plástico, dos de papel y los otros dos de vidrio. Se encontraban en la avenida José Tartiere, a la altura de la parada de autobuses y junto a la estación de tren, así como en la calle Antonio Machado, en la confluencia con la Avenida de Viella.

Resultaron totalmente calcinados los de vidrio y plásticos, quedando con graves desperfectos los de papel. El coste de sustitución de los dos contenedores de envases ascendió a 680 euros, más el IVA. El de los dos de vidrio, a 852 euros, más el IVA. El coste de reparación de los desperfectos en los dos de papel alcanzó los 152,90 euros (76,45 por unidad), más el IVA. Además, los gastos de desplazamiento sumaron 140 euros.

Los contenedores eran propiedad de la Compañía para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) y estaban cedidos al Ayuntamiento de Siero. La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de daños mediante incendio y solicita que se condenase al acusado a 3 años y 6 meses de prisión y multa de 16 meses con una cuota diaria de ocho euros (3.840 euros) y pago de las costas procesales. Además, en concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el acusado indemnizase a Cogersa con 2.208,12 euros, más los intereses legales correspondientes.

Temas

Lugones