La mejor sidra de Siero inunda la plaza cubierta

Asistentes a la inauguración de espalma la sidra prueban un culín./FOTOS: SUSANA SAN MARTÍN
Asistentes a la inauguración de espalma la sidra prueban un culín. / FOTOS: SUSANA SAN MARTÍN

Nueve lagares del concejo participan en la primera edición de 'Espalma la sidra'

MARCOS GUTIÉRREZLA POLA.

La plaza cubierta de la Pola acogió ayer la primera jornada de 'Espalma la Sidra', una iniciativa desarrollada por los Llagares de Siero con el fin de dar valor al producto y acercarlo a un público lo más amplio posible. Poco después de la inauguración, a mediodía, la bandina Los Gascones comenzó a amenizar el trasiego de curiosos y entendidos que, culín a culín, hicieron un recorrido por los nueve stands en representación de otros tantos llagares del concejo. Los productores consideran que esta primera edición supone una buena manera de dar publicidad a un producto que se enfrenta a un importante reto de futuro: la salida a mercados nacionales e internacionales. José Manuel Riestra, gerente de Sidra Muñiz, de Tiñana (Siero), explicó que el objetivo del evento es «por un lado, dar visibilidad al productos y, por otro, cambiar la imagen de las fiestas en torno a la sidra, combinándola con gastronomía, actuaciones y, en definitiva, buscando darle valor».

«Estamos ante una bebida que ya es barata de por sí. Si encima no lo valoramos, mal vamos», recalcó. Riestra resaltó que «Siero en concreto es una zona de lagares no demasiado grandes, tenemos una buena relación entre todos. Si podemos hacer cosas en conjunto va a ser beneficioso». En esta línea manifestó que «la sidra necesita que se aporten cosas continuamente». En lo referente a los retos para los productores comentó que «la sidra de escanciar está en un mercado local sujeto a que la población no vaya a menos. La tendencia de ir a nuevos mercados cuesta trabajo, ya que es un producto que necesita un servicio muy especial. Todo pasará por acudir a esos mercados con unos productos adaptados a ellos y seguir trabajando bien el mercado local».

Gonzalo Fanjul del Llagar de Quelo, de Tiñana, indicó que el evento «es una buena iniciativa para hacer algo diferente». «Nosotros ahora hemos empezado con la sidra brut nature, que tiene bastante aceptación y lleva un largo proceso de elaboración». Consideró, en este sentido, que el difícil proceso de salida a mercados fuera del Principado, es más fácil con esta bebida, «ya que es un producto más estable y que no necesita escanciado».

Chema Díaz, antiguo gerente de Casería San Juan del Obispo, subrayó que «estos actos son muy importantes para trabajar la sidra y para establecer una diferenciación con otros productos y que se difundan las distintas variedades». «La sidra tradicional alcanzó un techo. Se consume en Asturias y, para llegar al resto de España, hace falta presentar una bebida consumible en términos funcionales sin que haya necesidad de escanciado», dijo. El evento continuará hoy desde las 12 hasta las nueve de la noche.

Temas

Siero, Sidra