«La mejora del acceso a Hierros y Aceros de Santander no nos corresponde»

Ángel Garrido, jefe de la sucursal de Viella (izquierda) señala la zona hasta donde solicitan ampliar el acceso, a su lado Florentino Frade, jefe de la división de Asturias de la metalúrgica. /  IMANOL RIMADA
Ángel Garrido, jefe de la sucursal de Viella (izquierda) señala la zona hasta donde solicitan ampliar el acceso, a su lado Florentino Frade, jefe de la división de Asturias de la metalúrgica. / IMANOL RIMADA

La concejala de Urbanismo asegura que solo puede «mediar» y confía en que la empresa, con 26 empleados, no abandone Siero

MÓNICA RIVERO SIERO.

«Nosotros no queremos que ninguna empresa se vaya de Siero, al contrario, queremos atraer y mantener, pero la mejora de los accesos a la nave no es competencia del Ayuntamiento». La concejala de Urbanismo, Noelia Macías, respondió así a la amenaza de Hierros y Aceros de Santander, con 26 empleados, de abandonar Viella si no se arreglan los accesos a la nave, en el Polígono Natalio. Florentino Frade, jefe de división de Asturias, y Ángel Garrido, responsable de la sucursal, advirtieron que están perdiendo clientes por los deficientes accesos, que, a diario, sufren los camiones. Urgieron, por ello, la mejora de los caminos y lamentaron el poco éxito de su demanda ante el Ayuntamiento.

La edil de Urbanismo precisó que la empresa «no llegó a un acuerdo» con la junta de compensación, de la que, puntualizó, dependen los accesos a la nave. «He tratado de desbloquear la situación, pero no ha sido posible», explicó a EL COMERCIO.

Macías expuso que cuando se elaboró el plan parcial y se constituyó la junta de compensación «se habló con la empresa y se les dio la opción de conectarse al polígono» a través de un acceso «más garantista y evitando riesgos», opción a la que la metalúrgica admitió haber rechazado mientras que una alternativa que «urbanísticamente no era viable». «Aquel era el momento, ahora habría que modificar el plan parcial», indicó Macías.

Las cargas urbanizadoras de dicha obra que Hierros y Aceros de Santander encontró «exorbitada», fue, según la concejala, una «valoración objetiva» de los técnicos. El Consistorio solo puede realizar «una labor de mediación», ya que «no entra en sus márgenes de competencia» , «ni pincha ni corta», resumió.

Pero Macías fue más allá, destacó la inviabilidad de las peticiones de ampliación por parte de la empresa. «Está comprobado por los técnicos, no se puede ampliar más (los accesos) porque invadiría la zona de servidumbre de Adif, es una cuestión de seguridad», explicó.

Con respecto al abandono supuestamente sufrido por la empresa parte de la corporación sierense, se mostró firme al decir que desde que tanto ella como el concejal de Infraestructuras, Javier Morán, «hemos estado allí varias veces para que nos explicaran sus problemas», aseguraba.

Macías afirmó que se ha asfaltado el camino utilizado por la empresa en el último mandato «dentro de los márgenes y las posibilidades» de la administración.