Memoria viva del pasado industrial de Lugones

Algunos de los antiguos empleados a la llegada a la reunión. /  IMANOL RIMADA
Algunos de los antiguos empleados a la llegada a la reunión. / IMANOL RIMADA

Antiguos empleados de la 'fábrica de metales' de Lugones se reúnen por primera vez tras su retiro para celebrar su patrona

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

La Sociedad Industrial Asturiana, popularmente conocida como 'fábrica de metales', fue fundada por José Tartiere Lenegre en 1895. En 2010 su encarnación como SIA Copper entraba en concurso de acreedores, siendo adquirida en 2013 por el grupo Cunext, que rebautizó la firma como Asturcopper. Cuarenta y tres antiguos empleados de SIA Copper se reunieron ayer en la sidrería Guarapu de Lugones para, por un lado, recordar cientos de vivencias, buenas y malas, compartidas a lo largo de los años. Por otro, el objetivo era celebrar Santa Bárbara como siempre hacían en activo.

José Ramón Pérez Victorero explicó el germen de esta cita. «Me encontré con unos antiguos compañeros de trabajo de Posada y me comentaron que ya hacía once años que nos habíamos retirado», destacó, por lo que consideraron buena idea juntarse para «festejar a nuestra patrona que es Santa Bárbara». Este antiguo empleado de la añorada fábrica lleva «doce años retirado». «Trabajé cuarenta y un años y cobré cuarenta medallas de Santa Bárbara», resaltó. José Manuel Vega Suárez se retiró en el año 2007 tras «cuarenta años trabajando en la fábrica». Cree que, pese a que están «un poco pachuchos y vieyos», prima la alegría del reencuentro. «Los recuerdos son buenos en general, con una buena armonía entre los compañeros. Al final dividieron la 'fábrica de metales' en dos sociedades diferentes, una Sia Copper y la otra era Locsa», recordó. En efecto, en 2003 Laminados Oviedo-Córdoba (Locsa), cerraba su factoría de Lugones, que entonces tenía 117 trabajadores.

José Manuel Vega añadió que la cita le parecía «una idea muy buena, ya que había compañeros a los que no veía desde hace doce años. Nos vemos un poco raros unos a otros, pero presta». Esiquio Martínez Pérez apuntó que «desde que nos jubilamos no nos habíamos vuelto a ver, los que tantos años estuvimos ahí juntos y peleando».

 

Fotos

Vídeos