Un mercado gigante para figuras de 7,5 centímetros

Un espectacular castillo protagonizaba uno de los 28 dioramas. / PABLO NOSTI
Un espectacular castillo protagonizaba uno de los 28 dioramas. / PABLO NOSTI

Desde 2015, el Mercado Playmobil ha multiplicado por cinco el número de puestos y ya cuenta con cerca de una treintena de dioramas

MÓNICA RIVERO LA POLA.

Miden 7,5 centímetros, pero siguen tomando altura. El V Mercado Playmobil de Asturias ha aunado la pasión de grandes y pequeños por estas famosas y menudas figuras de plástico. La plaza cubierta de Pola de Siero ha reunido a lo largo del fin de semana 48 puestos de venta de ámbito nacional -cinco veces más que cuando la feria abrió sus puertas por primera vez, en 2015- y 27 expositores de dioramas y maquetas de gran formato y diversas temáticas que han demostrado que los 'clicks' son mucho más que un simple juguete.

Figuras de primera y segunda mano, antigüedades y las últimas novedades del mercado eran algunas de las ofertas en venta. Lo que no se vendía eran los dioramas presentadas por coleccionistas adultos y niños, experimentados y primerizos. Enol presentaba, con un cartel anunciador y explicativo, su primer trabajo sobre cómo ve él «la próxima visita de los chinos a la cara oculta de la Luna y sus experimentos biológicos». En otras de las representaciones pudieron observarse réplicas de asaltos piratas, el antiguo Egipto, el lejano Oeste, la batalla de los zulús contra los ingleses e incluso honenajes a cuentos infantiles como 'Rapunzel', 'Los Músicos de Bremen', 'Aladino', 'Blancanieves y los Siete Enanitos' o 'Hansel y Gretel', con casita de chocolata en plástico incomestible.

Destacaron en los puestos de venta las piezas customizadas de personajes populares como Frida Khalo, John Nieve de Juego de Tronos o Michael Jackson. También, futbolistas famosos y fuerzas españolas del orden y la ley cuyo precio por figura personalizada alcanza los 15 euros en el mercado. Sin embargo, estas no son las opciones más caras ni demandadas, según los vendedores, los bolsillos más inquietos y los coleccionistas más intrépidos apuestan por vehículos y castillos que pueden llegar a costar hasta 500 euros. Incluso pagan por cajas vacías. Jorge Huelga, de Jormiplay, asegura que las cajas originales pueden llegar a venderse por más de 15 euros y que los precios no se quitan para no estropear el cartón. Su truco de almacenaje: desmontarlas y envasarlas al vacío para ocupar menos espacio y mantenerlas libres de humedad hasta su venta.

Además, el evento ha contado con una zona de exposición de videos, animaciones, actividades y juegos infantiles, photocalls, concurso de búsqueda de figuras escondidas en los dioramas y sorteos de lotes de productos cedidos por los expositores entre los compradores de mercado.