El Museo de la Sidra completará la reparación de la cubierta

Tres turistas en el interior del museo, que permanecerá cerrado hasta principios de marzo. /  P. NOSTI
Tres turistas en el interior del museo, que permanecerá cerrado hasta principios de marzo. / P. NOSTI

L. I. A. NAVA.

El Museo de la Sidra permanecerá cerrado de forma temporal hasta principios de marzo para dar vacaciones al personal y llevar a cabo labores de limpieza y mantenimiento en las instalaciones.

Es el tercer año que la Fundación de la Sidra aprueba esta medida y el presidente del organismo y alcalde de Nava, Juan Cañal, explicó que la intención es completar las reparaciones de la cubierta del edificio iniciadas el pasado año para eliminar las filtraciones existentes, así como revisar los circuitos de calefacción para subsanar fallos. También se está valorando la sustitución de las luminarias a led para reducir el coste en electricidad y se limpiarán de forma exhaustiva las piezas que forman parte de la exposición.

El museo fue inaugurado en 1996 y hasta 2017 no se había llevado a cabo ninguna reparación de envergadura en las instalaciones. Aunque Cañal aún no dispone de las cifras definitivas, señala que el equipamiento cerró el pasado mes de diciembre con una cifra de visitas similar a la del año anterior, que rondó las 17.000. Para 2019, el museo de la Sidra de Nava contará con un presupuesto de 160.000 euros, de los que 30.000 se destinarán a mantenimiento y arreglos, 70.000 a personal y el resto, a gastos generales.

Embajadores de la sidra

Por otro lado, mientras laFundación de la Sidra espera respuesta de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales a su ofrecimiento para que el equipamiento acoja el inicio de la campaña que promoverá la bebida autóctona y su cultura como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, ayer finalizó el plazo para presentar sus candidatos a 'Embajadores de la sidra', una invitación cursada a todos los ayuntamientos por la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, María Jesús Aguilar.

En el caso de Nava, Cañal anunció que han propuesto a la Buena Cofradía de los Siceratores, así como a los llagareros, hosteleros y comerciantes. «Somos el municipio sidrero por excelencia y la implicación es máxima», defendió.