Noreña se vuelca con la procesión del Ecce-Homo

La procesión tuvo un carácter intimista y los fieles portaron velas. /  FOTOS: IMANOL RIMADA
La procesión tuvo un carácter intimista y los fieles portaron velas. / FOTOS: IMANOL RIMADA

Más de dos mil fieles acompañan al Cristo en la bajada para la novena en una noche en que la lluvia dio una treguaEl párroco de Santa María Pedro Tardón presidió el encuentro religioso, organizado por la Confradía de Jesús Nazareno

JOSÉ CEZÓN NOREÑA.

Más de dos mil personas participaron anoche en Noreña en la procesión de bajada del Cristo del Ecce-Homo desde la ermita de La Soledad hasta la iglesia de Santa María de Noreña. El mal tiempo reinante durante toda la jornada dio una milagrosa tregua a la hora de este encuentro religioso que, en los últimos años, está convocando a más fieles que la procesión de regreso del domingo 16 de septiembre, que antaño era una de las más multitudinarias de Asturias. El éxito de la bajada reside en su mayor recogimiento e intimismo. La Cofradía de Jesús Nazareno, organizadora de los actos y que cuenta con más de ochocientos miembros, sustituyó este año las túnicas de los costaleros por unos polos morados más cómodos. Y, en esta ocasión, colaboraron llevando la imagen del Nazareno unos feligreses de la parroquia sierense de Argüelles, que repartieron esfuerzo con los costaleros locales. En total, intervinieron una veintena de personas. La procesión estuvo presidida por el párroco de Santa María, Pedro Tardón, acompañado de sacerdotes de parroquias del entorno. La procesión del Ecce Homo será el domingo 16 después de la misa solemne.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos