La obra de la plaza del Paraguas y de la nueva estación entra en la fase final

Las obras de la nueva plaza pública, con el paraguas de Ildefonso Sánchez del Río en el centro. /  IMANOL RIMADA
Las obras de la nueva plaza pública, con el paraguas de Ildefonso Sánchez del Río en el centro. / IMANOL RIMADA

La empresa adjudicataria había solicitado una pequeña prórroga, por lo que los técnicos calculan que pueda estar concluida en algo más de un mes

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

Las obras de rehabilitación de la plaza pública en el entorno del Paraguas de Ildefonso Sánchez del Río y de construcción de la nueva estación de autobuses polesa se encuentran ya en la recta final. La empresa adjudicataria había solicitado una pequeña prórroga, a raíz del retraso en el desalojo temporal del espacio que ocupaba la empresa Telecable, por lo que los trabajos podrían estar concluidos en algo más de un mes, según las estimaciones de la Oficina Técnica Municipal.

En la actualidad, se está procediendo al relleno de los círculos concéntricos -unos tangentes y otros que se cortan- que ornamentarán la plaza y que pretenden proyectar en la superficie la estructura y los nervios del Paraguas. La nueva iluminación será con focos subterráneos. El arquitecto municipal, José Benito Díaz, explicó ayer que ese espacio no permite la inclusión de césped natural, porque quedaría a la sombra de esa construcción de cuarenta metros de diámetro y veinte metros de radio. «El Paraguas ocupa una superficie de un día de gües, (1.250 metros cuadrados)», dijo. Y aseguró que es «el mayor del mundo y con una concepción estructural muy novedosa».

metros de diámetro posee el Paraguas octogonal de un solo pilar, diseñado por Ildefonso Sánchez del Río, y veinte metros de radio, lo que arroja una superficie de 1
250 metros cuadrados, que le convierte en el más grande del mundo.

En cuanto a la nueva estación de autobuses, el arquitecto destacó la cubierta plana, que permitirá también dar un mayor protagonismo al Paraguas frente al antiguo edificio derribado, que suponía una barrera visual. Proyectada en planta única, la estación tendrá una sola entrada hacia un hall, que dará acceso a la cafetería, la sala de espera y los aseos.

En el exterior habrá un soportal que protegerá a los usuarios de las inclemencias meteorológicas. Habrá seis dársenas frente a ese espacio cubierto y otras tres exteriores para el estacionamiento de los autobuses de más altura. El presupuesto de adjudicación de estas obras asciende a 677.728 euros, a lo que habría que añadir los 269.813 euros que costó la rehabilitación del Paraguas, cuyo proyecto fue realizado por el arquitecto Robert Brufau.