Las obras de demolición de la estación de autobuses de la Pola comenzarán mañana

El aparejador municipal, Juan Freije y el alcalde, Ángel García, conversan en la actual zona de paradas para los autobuses. / NOSTI
El aparejador municipal, Juan Freije y el alcalde, Ángel García, conversan en la actual zona de paradas para los autobuses. / NOSTI

Durante los trabajos, que se prolongarán unos cinco meses, se trasladarán las paradas del transporte a la calle Carlos Sánchez Martino

LYDIA IS POLA DE SIERO.

El alcalde de Siero, Ángel García, anunció ayer que mañana darán comienzo las obras de demolición de la antigua estación de autobuses de la Pola, lo que obligará a trasladar, por motivos de seguridad, las paradas del transporte público a la calle aledaña de Carlos Sánchez Martino hasta que finalicen los trabajos, que tienen una duración estimada de cinco meses. Se trata del segundo cambio tras el que se llevó a cabo el pasado año con motivo de la rehabilitación del paraguas diseñado por Ildefonso Sánchez del Río y que movió a los usuarios a la parte trasera de la estación.

El regidor explicó que para poner en marcha esta nueva medida se prohibirá el aparcamiento en la calle Carlos Sánchez Martino y se instalarán en la acera las marquesinas que en la actualidad están colocadas en la parte baja de la estación de autobuses. «Responde a un acuerdo que alcanzamos con las diferentes empresas de transporte y la mejor solución para evitar cualquier tipo de percance», apuntó.

Asimismo, García detalló que en las últimas semanas se han llevado a cabo algunos trabajos previos a la demolición. Uno de ellos fue facilitar la instalación de una unidad móvil para que la empresa Telecable, que utiliza desde hace más de una década uno de los bajos del edificio tras un convenio firmado con el Ayuntamiento, pueda mantener en la zona su central de servicios mientras duren las obras. «El coste total de esta actuación asciende a 230.000 euros porque además de preparar la instalación, la empresa tuvo que adquirir nuevos equipos para poder cambiar de un espacio a otro cuando sea necesario sin perjudicar a los usuarios», indicó García. El proyecto del nuevo equipamiento recoge una sala de 47 metros cuadrados para albergar esta infraestructura de comunicaciones.

La segunda actuación previa a la demolición del edificio consistió en la retirada y descontaminación de un depósito de gasóleo existente en la zona y que estaba en desuso.

Las obras de derribo del actual edificio, la construcción de una plaza pública en el entorno del Paraguas de aproximadamente 4.000 metros cuadrados y la construcción de una nueva estación en el espacio que queda libre en la parte inferior, fueron adjudicadas por 640.451,93 euros. El futuro equipamiento, con una superficie de 297,69 metros cuadrados dispondrá de cafetería, sala de espera y aseos.

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos