El padre que abandonó a su hijo en el coche para irse a un pub de El Berrón acepta seis meses de prisión

El acusado de dejar a su hijo en el coche a la salida del juzgado./Hugo Álvarez
El acusado de dejar a su hijo en el coche a la salida del juzgado. / Hugo Álvarez

El niño, de 9 años, permaneció una hora en el interior del vehículo mientras su progenitor tomaba copas en un bar

JUAN VEGA

El padre acusado de dejar a su hijo de 9 años dentro del coche mientras bebía copas en el pub Camelot, de El Berrón, aceptó esta mañana los hechos que se imputaban y una rebaja en la pena de prisión que pasa de nueve a seis meses.

El juicio no se celebró al llegar el acusado a un acuerdo con la Fiscalía. El fiscal manifestó que no se opone a la suspensión de la pena siempre y cuando el condenado se someta a un tratamiento de desintoxicación en menos de dos meses. Además, la fiscalía tuvo en cuenta que, durante los hechos, el hombre se encontraba bajo los efectos del alcohol y que tiene una dependencia del mismo, lo que reducía considerablemente sus capacidades.

Los hechos ocurrieron la madrugada del día 26 de mayo de 2018. Según el escrito del Ministerio Público, ese fin de semana su hijo estaba bajo su custodia. Ambos estaban en su coche cuando, a las tres de la mañana, el hombre estacionó su vehículo en las inmediaciones del pub Camelot y dejó cerrado y solo en su interior al niño, con un objeto que podría ser un móvil o videojuego, mientras él se fue a tomar copas al local hostelero.

Al encontrarse el turismo estacionado muy próximo al negocio, fue el propio personal del establecimiento quien puso en conocimiento de la propietaria que el menor se encontraba dentro del coche. El acusado, avisado por alguien, se dispuso a marcharse con el menor a bordo del vehículo «a pesar del evidente riesgo que ello podía suponer para el menor, ya que había consumido alcohol», según el fiscal.

Cuando el acusado ya había abierto la puerta del coche para irse, la dueña del pub le recriminó que intentara conducir debido al estado de embriaguez que presentaba. Reaccionó «propinándole un bofetón en la cara por el cual no se tiene constancia ninguna denuncia». El niño, según continúa el escrito de acusación, contempló toda la escena desde dentro del turismo y muy nervioso se echó a llorar, por lo que le sacaron para tranquilizarle.

Con su familia

El personal del establecimiento decidió entonces avisar a la Policía. Una vez que la patrulla llegó al pub Camelot, observó «en el acusado síntomas de hallarse bajo los efectos del alcohol». Se le requirió los datos de contacto de la madre, los cuales se negó a proporcionar. Finalmente se logró contactar con un familiar del acusado, quien se hizo cargo del vehículo, llevándose consigo al hombre y a su hijo.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abandono temporal de un menor y solicita que se condene al acusado a nueve meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y abono de las costas procesales.

Temas

Siero