El párroco de Pola de Siero hace un llamamiento al «entendimiento» político

El párroco de Pola de Siero hace un llamamiento al «entendimiento» político

Juan Manuel Hevia pidió en la bendición de los Güevos Pintos no generalizar en los ataques a la Iglesia por los casos concretos de pederastia

JOSÉ CEZÓNPola de Siero

El párroco de San Pedro Apóstol de Pola de Siero, Juan Manuel Hevia Fisas, protagonizó este mediodía una bendición de los Güevos Pintos en asturiano muy incisiva y de las que ahora se suelen denominar como 'políticamente incorrectas', un manoseado eufemismo para aludir a quienes se expresan con claridad, aunque sus palabras incomoden. Rodeado de la mayor concentración de candidatos electorales y cargos políticos de la historia de la fiesta polesa, el sacerdote no desperdició la ocasión de mostrar su opinión sobre los grandes problemas universales de desigualdad social, la actualidad política o los ataques a la Iglesia.

Tras una breve mención a cuestiones locales, el párroco hizo un amago de mostrarse prudente: «Tamos n´una semana complicada, enllena de mensaxes y anuncios, y esti cura nun sabe bien lo que dicir güei, por por pocu que unu fale, ca un va quedáse con dos coses y dempués va acabar diciendo que´l cura na bendición de los güevos pintos dixo esto a favor de unos o en contra d´otros…o calló nun sé qué cosadiella».

Así que abogó por que «d´entrada que Dios parta suerte´l domingu, si la quier, claro, y non por que ganen unos sobre otros, sinón porque, por fin, haya entendimiento ente los que escoyamos entre toos: los ciudadanos precisamos alcuerdos, entendimiento…porque resulte por fin el bien común de toos».

Pero, seguidamente, quiso recordar a los presentes, «per si daquién quier tomar dalgún apunte pa estos díes, que pel mundo cuerre ensin piedá´l capitalismu salvaxe, la fienda planetaria entre ricos y probes faise más fonda si cabi pola inestabilidá política, la fame, el cambiu climáticu y les migraciones agrávense, anque nos paezcan cuentiquinos».

El despoblamiento del mundo rural

Mencionó también «el despoblamientu del mundo rural al qu´hai que saber facer frente con midíes concretes y xustes, la precariedá llaboral, los populismos de tou signu que s´aprovechen de la insatisfaición xeneral, el reináu del pensamiento únicu, la contaminación, los recortes, la corrupción…la mala baba d´aquellos que son incapaces d´almitir al so llau al distintu, ya sía por raza, sexu, pensamiento o relixón». Y remató: «Ya tá bien de faer al otru enemigu polo que piense, polo que defienda o denuncie, o pola so forma d´entender la so vida».

El párroco dejó para el final de la parte de la bendición de cosecha propia una reflexión sobre los ataques furibundos que está sufriendo la Iglesia en su conjunto. «Nun quiero acaban ensin glayar fuerte y claro, a ver si queda claro de una vegada, porque tengo munches ganes de dicílo equí güei», dijo. Y puso dos ejemplos: «¿Verdá que los políticos nun son toos unos corruptos?, ¿verdá que los maestros nun son toos unos dictadores?...entós , tampoco tolos cures somos unos peseteros, y menos entá tampoco tolos cures somos unos pederastes». Y añadió: «Y ai d´aquel que lo sía en verdá, y quede bien claru nos tribunales, porque entós sobro él hai de cayer tol pesu de la xusticia civil, de la otra xusticia, la de Dios, ya se va faer cargu él».

Y concluyó remarcando: «quede claro que esti cura diz NON a tou abusu, d´unos sobro otros, a tou abuso sía del tipu que sía, ente homes y muyeres, ente homes y neños, ente chavales…NON ye NON pa to…¿oyístilo?

Antes de pronunciar la fórmula habitual con la que se cierra la intervención, Hevia dedicó la bendición a Daniel Suárez, entrenador del club Romanón, que lucha contra una enfermedad. «Agora que ya- y llegó´l tratamiento que precisaba y que güei a les tres de la tardi lléguelu´l ciñu de toos dende la Plaza de Les Campes».

Tras la bendición, junto a la Reina de las Fiestas, Claudia de Benito Rimada, se entregaron los premios del concurso escolar de Güevos Pintos, que patrocina Caja Rural, y los miembros de la escuela de baile de El Ventolín interpretaron unas piezas. También se repartieron gratis cuarenta cajas de sidra, donadas por Sidra Riestra.

Intento de no politizar la fiesta

Como anécdota de la jornada, el presidente de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero, Jenaro Soto, había solicitado antes de la bendición que por detrás del sacerdote se colocaran únicamente las autoridades invitadas al acto, en un intento de no politizar la fiesta, aunque no todos cumplieron la petición. Algunos se situaron en los soportales de la Casa Consistorial y el único que se colocó junto al público asistente fue el candidato autonómico del PSOE, Adrián Barbón.