«El pequeño comercio en Siero no tiene vida y puede acabar desapareciendo»

Eduardo Martínez Llosa, ayer en Pola de Siero. /  PABLO NOSTI
Eduardo Martínez Llosa, ayer en Pola de Siero. / PABLO NOSTI

«Teníamos un programa electoral, que lo pudimos desarrollar en un tanto por ciento muy elevado, y ahora prometemos una gestión distinta» Eduardo Martínez Llosa Candidato de Foro Asturias a la Alcaldía de Siero

JOSÉ CEZÓN

El empresario Eduardo Martínez Llosa (San Juan del Coto, 1960) encabezará por segunda vez la candidatura electoral de Foro en Siero, tras imponerse el pasado sábado en el congreso local a su compañera de grupo, Paula Onís.

-¿Alguna conclusión del congreso local y las primarias?

-Estoy muy orgulloso de haber celebrado un congreso, porque hubo un comportamiento ejemplar por parte de todo el mundo y los afiliados respondieron en un número muy elevado, pese a ser un sábado y con un día espectacular. Y una satisfacción en lo personal y en lo general por representar a un partido como Foro.

-Toca lo más difícil: convencer a los vecinos de Siero. ¿Cómo podrán ahora marcar distancias con un PSOE con el que Foro aprobó cuatro presupuestos?

-Puede parecer que es lo más difícil, pero yo no lo entiendo así. Cuando uno entra en política tiene que reflexionar que está elegido por los vecinos para servirles y para sumar. No se trata de tomar decisiones de tierra quemada, todo lo contrario. En un concejo como Siero estábamos acostumbrados a los enfrentamientos, que muchas veces derivaban de lo personal a lo político. En esta legislatura, nosotros tomamos una decisión muy responsable, que era dar apoyos a presupuestos y modificaciones de crédito, y que el dinero de los vecinos se invirtiera en Siero. Comprendo que alguna parroquia pueda estar descontenta, porque es muy difícil acertar al 100%, pero también quiero dejar muy claro que no teníamos responsabilidad de gestión y el día a día es muy importante en la política municipal. Si la hubiésemos tenido, seguro que nuestra gestión habría sido diferente. Lo que ahora vamos a poner encima de la mesa es que teníamos un programa electoral, que lo pudimos desarrollar en gran medida, y que prometemos una gestión distinta.

-¿Y cómo explica que al mismo partido al que se le presenta una moción de censura, al siguiente mandato se llega a un pacto de gobernabilidad? ¿Tan distinto era un PSOE de otro?

-Hay una diferencia muy clara. En la primera legislatura, ese partido tenía unos representantes y en ningún momento se nos planteó negociar nada. Y cualquiera puede ver que, al principio, no había acuerdo de ningún tipo. Llega este mandato, somos de nuevo la segunda fuerza política y, en los primeros meses, ya empezaba otra vez el caos. El equipo de gobierno nos hizo unos planteamientos y vimos también que las fuerzas políticas eran diferentes a las anteriores. Hay que recordar que, en la anterior legislatura, el centro-derecha tenía una mayoría y, en esta ocasión, no; el descalabro del PP fue clarísimo. Valoramos en nuestra comisión directiva la propuesta del gobierno, negociamos, pusimos nuestro programa también y llegamos a acuerdos, como todo el mundo pudo saber.

-¿Qué actuaciones apoyaron en este mandato que, de haber gobernado, no hubieran sido una prioridad para Foro?

-Es difícil de decir, porque un tanto por ciento muy elevado estaba en nuestro programa electoral. En este mandato, hay unas inversiones muy grandes en saneamientos; está el centro polivalente de Lugones, que incluso habíamos presentado un proyecto al final del mandato anterior, que no es el mismo que el de ahora, pero muy parecido; o hay actuaciones concretas en zonas urbanas.

-¿Y qué actuaciones quedaron fuera, que sí habrían realizado y que supongo que irán en su programa?

-Estamos ya trabajando en el programa y nos reuniremos con asociaciones para ser receptivos a sus peticiones. Lo que más me preocupa es que en algunas zonas rurales hubo un cierto alejamiento de los problemas, que no fue intencionado. Y en la zona más urbana, el tejido asociativo necesita una inyección. Nosotros, en su momento, pusimos a funcionar la plaza cubierta, le dimos un giro total a lo que era una plaza de abastos y eso quedó un poco estancado; las razones no las tengo. Y en el día a día, sí marcaríamos una distancia, porque cada uno tiene su forma de ser y de tratar a la gente, y yo no voy a decir que los demás no sean respetuosos, pero nosotros abogaríamos por un trato más cercano.

Gasolinera y crematorio

-Hay dos conflictos urbanísticos que tuvieron su origen cuando Foro gobernaba en Siero. ¿En qué se equivocaron con el tema de la gasolinera de Ullaga?

-Me resulta imposible hablar de equivocación. Cualquier paso que se dio estuvo siempre avalado por los informes técnicos. Cuando te proponen una inversión de ese tipo, creo que ningún político decide por sí mismo y nosotros no corrimos ningún riesgo. Que después esos informes, por lo que se ve ahora mismo, te los echan abajo por otras razones, para eso están otros mecanismos. Y lo que sería imposible de entender es que decidas en contra de los informes técnicos positivos.

-¿Sería extrapolable ese argumento al tema del crematorio?

-Sí, es que no hay otra.

-Como exalcalde, ¿le preocupa la investigación del Tribunal de Cuentas, tras una denuncia de Somos, a la prescripción de las plusvalías de Bobes?

-A nadie le gusta que pongan en duda cualquier actuación, pero vuelvo a lo mismo de antes. Ni yo, ni mis concejales dábamos ningún paso sin estar avalados por los informes de los técnicos. Si después hay alguna cosa que no era correcta, lo puedo entender, pero no por haber hecho lo contrario de lo que nos decían.

-Como comerciante, ¿le preocupa que venga a Siero un multinacional como Amazon?

-No, lo que me preocupa y me entristece, yo que llevo en el comercio desde 1982, es ver su evolución en localidades como la Pola o Lugones, que no tiene vida y que puede acabar desapareciendo. Es difícil por las grandes superficies y por el tema de internet. El ciudadano es libre de elegir, pero haría un llamamiento a la gente para que reflexione y valore cuando hace una compra. Pongo un ejemplo: decimos que hay problema de aparcamiento en la Pola o Lugones, y luego vamos a un centro comercial y tardamos treinta minutos en entrar o más. Y, ojo, no somos los primeros: en otros países pasó lo mismo y ahora vas a cualquier país centroeuropeo y ves que hubo un cambio hacia el centro de la ciudad. ¿Por qué? Porque la gente se empezó a dar cuenta. No olvidemos dónde vivimos, que queremos que nos sirva y que nos atiendan bien, pero todos tenemos que poner de nuestra parte, incluso la administración.

-La oposición de Siero criticó mucho que a este tipo de empresas se le hayan dado bonificaciones fiscales que a las pymes se denegaron.

-El que se facilite la instalación de empresas dentro del concejo es bueno, porque genera puestos de trabajo, movimiento comercial, etcétera, pero lo que no está bien es lo que debemos plantear de cara al futuro. Una de nuestras propuestas de este año va a ser ayudar al pequeño comercio, porque creemos que es una cuestión esencial y básica que el pequeño comercio tenga un apoyo desde la administración para que pueda funcionar de una manera óptima.

-¿Qué le diría a quien opina que la edil Paula Onís estuvo cuatro años liberada, y sin ir a una sola comisión, para que el resto de compañeros pudiera cobrar más dietas?

-Te voy a responder muy claro y conciso. Cuando apoyamos en un Pleno la liberación de una persona dentro de nuestro grupo municipal hubo una reunión de la comisión directiva, donde -a propuesta de un concejal, que no soy yo- se pusieron una serie de puntos que esa persona tenía que cumplir, que están por escrito. Uno de ellos era que el resto concejales tenía que cubrir las comisiones por varias razones, pero hay una fundamental: que no sería entendible que alguno de esos cuatro concejales dejara de ir a comisiones, porque son un órgano directo de comunicación e información con el Ayuntamiento. La persona que está liberada ya lo tiene todos los días y dispone de todas las actas y convocatorias para ir trabajando y apoyando al resto de compañeros. Era la forma de que nadie se relajara, ni perdiera esa sintonía con el Ayuntamiento.

La lista municipal y regional

-¿Cuándo hará la lista electoral?

-Hay tiempo suficiente. Esta semana convocaremos la comisión directiva que salió, y a la que se sumarán nuevas personas; se nombrarán responsables de la campaña electoral y empezaremos a trabajar.

-¿Defenderá que Siero tenga algún representante en los primeros puestos de la lista regional?

-Sí, ya te puedo casi asegurar, porque tengo confianza plena en los dirigentes regionales, que Siero tendrá algún representante dentro de la lista autonómica. Y si puede ser más de uno, mejor.