El PP plantea de nuevo eliminar la zona azul en el bulevar de Lugones

El portavoz del PP, Cristóbal Lapuerta, y el edil Hugo Nava solicitando ayer el contrato con Eysa. / E. C.
El portavoz del PP, Cristóbal Lapuerta, y el edil Hugo Nava solicitando ayer el contrato con Eysa. / E. C.

Ha solicitado el contrato y propone compensar a la empresa, o bien sustituir las plazas de la Avenida de Oviedo por otras en calles adyacentes

JOSÉ CEZÓNSIERO.

El grupo municipal popular pretende presentar una propuesta en el Pleno ordinario de septiembre para negociar con la empresa adjudicataria Eysa la eliminación de las plazas de la zona azul en el bulevar de la Avenida de Oviedo, de Lugones, algo que ya propuso junto al PSOE en diciembre de 2013, poco después de su entrada en servicio.

Su portavoz, Cristóbal Lapuerta, y el concejal Hugo Nava presentaron ayer en el registro municipal una petición para acceder al expediente del contrato del estacionamiento limitado de vehículos en superficie. El objetivo es estudiar a fondo las cláusulas existentes y el pliego de condiciones técnicas y administrativas. El siguiente paso sería solicitar informes técnicos y jurídicos al personal del Ayuntamiento para buscar la fórmula más adecuada.

El PP plantea una supresión total del aparcamiento en el bulevar, o bien forma progresiva y por tramos. Y apunta dos opciones para negociar con la empresa: una compensación económica por la pérdida de esas plazas, o bien la sustitución de dichas plazas por otras en calles adyacentes. Lapuerta subrayó que el hecho de que el contrato finalice dentro de cuatro años «permitiría que el coste económico no fuese excesivo». El último paso sería presentarlo como moción plenaria, ya que así lo establece el artículo 2, punto 4, de la ordenanza municipal reguladora del estacionamiento limitado en superficie de Siero.

«Consideramos que la instalación de la zona azul fue un desatino, y así lo hicimos constar desde su implantación en el año 2013 y en los sucesivos mandatos», recordó el portavoz popular. Esta propuesta figura, además, en el último programa electoral del PP. «El boulevard debe de cumplir la función para la que fue concebido, que es para el disfrute y desahogo peatonal de los habitantes de Lugones», concluyó.

El estacionamiento de pago se implantó con 362 plazas en Pola de Siero y 282 en Lugones en diciembre de 2013 durante el gobierno de Foro Asturias con los cuatro concejales expulsados del PP y con el apoyo de la Plataforma Vecinal de La Fresneda y Conceyu, mientras que los tres grupos de la oposición de entonces -PSOE, PP e Izquierda Unida- estuvieron en contra del proyecto.

Pocos días después, el gobierno quedó en minoría, tras la dimisión de tres de los cuatro ediles díscolos. Y en el Pleno ordinario de ese mes de diciembre se aprobó una moción, impulsada por el PSOE y el PP, para revisar el contrato con dos peticiones muy concretas: eliminar las plazas de pago en la Avenida de Oviedo y la construcción de un aparcamiento gratuito en la Avenida de Gijón. Ninguna se llegó a materializar.

Trece manifestaciones

Mucho más contundente fue la reacción vecinal en Lugones, donde se convocaron trece manifestaciones semanales consecutivas con cortes de los accesos a la localidad desde la AS-17 y la AS-II. En esas protestas participó el actual alcalde y entonces portavoz de la oposición, Ángel García, quien se comprometió a revisar la concesión si llegaba a la Alcaldía. Pero cuando ganó las elecciones en 2015, se comprobó que el contrato estaba muy blindado y sin margen para suprimir las plazas probablemente más rentables para la empresa. Lo que sí llevó a cabo el nuevo alcalde fue construir un aparcamiento gratuito de 148 plazas en la calle de Antonio Machado, que se inauguró en mayo de 2016.