La Pola rescata la tradición del Samaín con un desfile nocturno de las ánimas

Un momento del desfile de las ánimas. /  PABLO NOSTI
Un momento del desfile de las ánimas. / PABLO NOSTI

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

La asociación cultural El Llavaderu y la Taberna Cuévano protagonizaron anoche en la Pola un primer intento para recuperar la festividad primitiva del Samaín frente al Halloween anglosajón que se viene imponiendo desde hace algunos años. Unas ochenta personas participaron en un desfile desde el chigre El Caricós, sede de la asociación, hasta la plaza de Les Campes.

La procesión de las ánimas, encabezada por una pareja de gaita y tambor, mostró toda la imaginería de la noche de difuntos con disfraces, esqueletos, calabazas y velas. Y los participantes interpretaron la letra del 'Cantar de ánimes', de Rozaes, según explicaba la presidenta de la asociación, Tina Cuadriello, quien subrayaba la antigüedad de esta tradición «a medio camino entre lo religioso y lo pagano, y que intenta imitar a La Güestia». Y comentaba que fue la asociación cultural Escontra'l Raigañu, de Avilés, la primera en tratar de recuperar esta fiesta de origen celta.

Hubo también una exposición de dieciséis calabazas, que fueron decoradas por niños y mayores, además de sorteos y un amagüestu en el Cuévano.

El Samaín poleso nace con vocación de continuidad y con el objetivo de ir asentándose y ganando participantes en años venideros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos