El bar poleso JB cerrará mañana sus puertas después de cuarenta años

Propietario y clientes, ayer en vísperas del cierre. / PABLO NOSTI
Propietario y clientes, ayer en vísperas del cierre. / PABLO NOSTI

Las condiciones del local no permiten al actual arrendatario desarrollar actividades musicales para mantener su viabilidad

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

El bar JB cerrará mañana sus puertas y con él se irán cuarenta años de historia de un local singular de la Pola. El motivo de la clausura es que las condiciones del bar no se ajustan a la normativa urbanística en materia de ruidos, por lo que su actual arrendatario, Gogu Florin, considera que «no es viable» seguir adelante sin una oferta musical que atraiga a la clientela.

Una opción que barajó era proceder a la insonorización del local, pero tampoco sería asumible sin unas garantías de continuidad, ya que los propietarios pretenden afrontar próximamente una reforma integral del edificio. El bar sufrió varias denuncias durante las fiestas del pasado año por programar música amplificada, lo que supone un contratiempo añadido.

El JB se inauguró en 1978 como mesón restaurante y después fue uno de los locales de referencia de la movida polesa. Durante estas cuatro décadas estuvo regentado por tres generaciones de la familia García Noval. Mañana abrirá al mediodía y habrá una gran despedida.

Temas

Siero