El PSOE de Llanera alcanza un acuerdo de investidura con Podemos

Isabel Fernández (a la izquierda) y Gerardo Sanz (al fondo). /  I. RIMADA
Isabel Fernández (a la izquierda) y Gerardo Sanz (al fondo). / I. RIMADA

Basado en coincidencias programáticas, dará la mayoría absoluta a Gerardo Sanz y sentará las bases de un gobierno de coalición

J. CEZÓN / J. VEGALLANERA.

El PSOE y Podemos Llanera han alcanzado un acuerdo de investidura que se sustenta en sus coincidencias programáticas y que sentará las bases para un gobierno en coalición. De esta manera, los socialistas conseguirán el voto necesario para alcanzar la mayoría absoluta en el Pleno del sábado al mediodía.

El pacto se ha producido después de un par de conversaciones y reuniones entre ambas candidaturas, lo que ya da una muestra de la buena sintonía existente entre sus cabezas de lista. Las formaciones confrontaron sus respectivos programas electorales para buscar las propuestas coincidentes. Según fuentes socialistas, esas similitudes «tienen un origen claro: la experiencia de gobierno en común durante los últimos cuatro años». Y añaden que ese trabajo conjunto sirvió para «aumentar la calidad de vida, mejorar el entorno, avanzar en igualdad y proyectar un futuro para Llanera».

De cara al nuevo mandato, el principal objetivo de los nuevos socios de gobierno será dar «estabilidad» al Ayuntamiento y seguir ahondando en cuatro aspectos fundamentales: las políticas sociales, lograr un municipio más sostenible, una especial atención hacia la zona rural y trabajar por una Llanera más participativa.

El acuerdo alcanzado entre las candidaturas se debatió ayer en el seno de la comisión ejecutiva de la Agrupación Municipal Socialista de Llanera. Y se ratificará mañana en una asamblea interna de Podemos.

Tras la pérdida de la mayoría absoluta por un solo voto, el PSOE tenía la opción de gobernar en minoría, llegando a acuerdos concretos con otros grupos para sacar adelante sus propuestas. Sin embargo -como avanzó este diario la semana pasada-, la intención del PSOE fue, desde el primer momento, buscar un pacto más sólido con la formación morada, que encabeza Isabel Fernández.

Otra alternativa era negociar con Izquierda Unida, el otro socio de gobierno del tripartito en el último mandato. Pero las primeras declaraciones de su candidato, Gonzalo Bengoa, evidenciaban un distanciamiento. Asumía que los vecinos les habían situado en la oposición -tras haber perdido más de trescientos votos- y anunciaba que la ejercerían «con contundencia, claridad y sin contemplaciones». Por su parte, el candidato socialista y alcalde en funciones, Gerardo Sanz, tampoco hizo la mínima mención a IU a la hora de buscar acuerdos.

El regidor se mostró, en cambio, muy elogioso con el trabajo de Isabel Fernández como concejala de Participación Ciudadana, Consumo y Sanidad en el anterior mandato. «Ha demostrado que está preparada para gobernar por los habitantes de Llanera», declaró Sanz. Y también valoró que, aunque «de izquierdas», los programas de PSOE y Podemos priorizaban las necesidades del concejo frente a la ideología. De momento, está sin determinar qué áreas de gobierno asumiría la única edil en este nuevo mandato.