El PSOE de Noreña dice que IPÑ está ya en precampaña al criticar «la herencia»

Unai Díaz. /  IMANOL RIMADA
Unai Díaz. / IMANOL RIMADA

Su portavoz Unai Díaz recuerda que algunos créditos se pidieron en plena crisis y con pérdida de ingresos para afrontar servicios necesarios

J. C. D. NOREÑA.

El portavoz del PSOE de Noreña, Unai Díaz, lamentó ayer que el gobierno bipartito IPÑ-Foro haya iniciado ya «la precampaña electoral», a cuatro meses de los comicios, y que haya empleado para ello una práctica «muy habitual en la derecha nacional y regional sacando a relucir la herencia recibida de manera adulterada». Díaz respondió así a la acusación del portavoz del gobierno local, Pelayo Suárez, de que el PSOE e IU habían «hipotecado la capacidad inversora del Ayuntamiento» al haber solicitado en la última década préstamos por importe de 1,45 millones de euros.

Según el portavoz socialista, «a día de hoy las deudas que acumula este Ayuntamiento rondan los 650.000 euros». Y recordó que las derivadas de mandatos anteriores coincidieron con un momento de «una fuerte crisis económica, que generó un gran descenso en las licencias urbanísticas», que es una de las principales fuentes de ingresos para las arcas locales, «de ahí que se recurriese a créditos para poder hacer actuaciones en saneamiento y dotación de servicios, unas necesidades evidentes de este municipio durante esos mandatos». Y añadió que si a IPÑ «le preocupa tanto la deuda municipal, por qué solicitó otro crédito en 2015 y no dedicó los esfuerzos a amortizarla».

Para Díaz, con estas críticas a los antecesores, el gobierno bipartito IPÑ-Foro «se olvida por completo de que quedan cuatro meses de gestión política y municipal en el Ayuntamiento». Y si es que dan ya por concluido el presente mandato, se pregunta «cómo piensan presentarse a dirigir un Ayuntamiento que requiere de cuatro años de dedicación».

El portavoz socialista aprovechó para subrayar que «llevamos meses demandando respuestas a las inquietudes y necesidades de los vecinos y siempre obtenemos la callada por respuesta». Y afirma que le alegraría que los gobernantes «hayan empezado a a entender que la política requiere respuestas y diálogo, algo que nos alegra y que esperamos se manifieste en los plenos de aquí en adelante».

Díaz opina que el gobierno se ha encontrado «con la cruda realidad de no haber hecho un borrador de presupuestos para el 2018 y pretende agilizar los trámites para 2019. Desde luego, eso sí sería una mala herencia recibida», en alusión a la cita electoral, que puede arrojar otra correlación de fuerzas o incluso nuevos partidos. El edil cuestionó que el presupuesto de 2019 vaya a ser el más inversor de la historia de Noreña, como afirmó IPÑ, y aseguró que en 2009 fue mayor, aunque incluyendo las partidas del 'Plan E'.