Riada literaria para Cebolla

María del Pilar Rodríguez y Cristina Sánchez preparan el embalaje de las cajas con libros. /  PABLO NOSTI
María del Pilar Rodríguez y Cristina Sánchez preparan el embalaje de las cajas con libros. / PABLO NOSTI

La campaña iniciada por una polesa para ayudar a recuperar la biblioteca de la localidad toledana reúne 1.372 ejemplares

LYDIA IS POLA DE SIERO.

1.372 libros, 54 cajas y dos palés que suman 725 kilos. Estas son las cifras que deja la campaña solidaria iniciada por María del Pilar Rodríguez Fonseca, una vecina de la Pola que durante las últimas semanas ha recogido libros para donarlos a la biblioteca de Cebolla, un pequeño municipio de Toledo con poco más de 3.200 habitantes cuyas instalaciones quedaron arrasadas a principios de septiembre por una riada.

Aunque dio por finalizada la iniciativa el pasado viernes, ayer mismo por la mañana, mientras terminaba de preparar y ordenar las cajas, aún recibió donaciones. «Si no lo veo, no lo creo, nunca imaginé que tendría tanta repercusión ni una acogida tan buena por parte de la gente, estoy muy contenta», señaló esta profesora de Literatura, que aún recuerda las lágrimas de la bibliotecaria toledana tras perder el 80% de sus fondos.

Los palés van acompañados de una carta de presentación en la que Rodríguez explica cómo se gestó la iniciativa a través de las redes sociales y en la que detalla todo el proceso de recogida. «A través de dos grupos que suman unos diez mil usuarios se fue pasando la información y la respuesta no pudo ser mejor», agradece. Además, ha añadido un listado con el número de ejemplares y la temática que contiene cada caja -que a su vez está enumerada y etiquetada-, el nombre de las familias que han participado -que ascienden a sesenta-, y una carta firmada por Pelayo Jiménez, un pequeño poleso de 7 años que donó todos sus libros infantiles. «Lo hizo muy convencido, concienciado y orgulloso de poder ayudar», aseguró Rodríguez.

Por su parte, del traslado hasta Cebolla se hará cargo, de manera altruista, la empresa Panero Logística, con sede en el Matadero Central de Asturias. «Una vez que salgan de nuestras instalaciones, en cuarenta y ocho horas estarán entregados», explicó Cristina Sánchez.

Por otro lado, Rodríguez recordó que hay otros 400 ejemplares, entre libros y enciclopedias, que no han sido enviados por estar repetidos y para los que buscará otro destino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos