Roban cien teléfonos móviles valorados en cincuenta mil euros en una tienda de Intu

Puerta de entrada de Intu Asturias. /  IMANOL RIMADA
Puerta de entrada de Intu Asturias. / IMANOL RIMADA

«Fue rapidísimo, entendemos que lo llevaron a cabo profesionales», explican fuentes de la dirección de la gran superficie

MARCOS GUTIÉRREZ SIERO.

Las jornadas posteriores a la Navidad y de rebajas en Intu Asturias tuvieron un episodio amargo en la madrugada del jueves, en torno a las dos y media. Los ladrones accedieron al centro comercial de Paredes y robaron en una tienda de telefonía de la primera planta. Fuentes de la Guardia Civil al frente de la investigación del caso explicaron que varias personas entraron al centro comercial forzando la puerta principal.

Una vez dentro se dirigieron al establecimiento y, tras forzar la reja, se llevaron más de cien terminales móviles. A falta de concluir el inventario de lo sustraído, dichas fuentes calcularon que el valor de mercado ronda los cincuenta mil euros. Desde la dirección de la gran superficie se confirmó que el asalto «fue rápido, cuestión de entrar y salir. Ahora la investigación está en manos de la Guardia Civil».

De madrugada

Una de las cuestiones más llamativas es la hora en la que se produjo la intrusión. El horario de apertura del centro es de nueve de la mañana a doce de la noche. El asalto a la tienda de telefonía ocurrió en horario no comercial, por lo que los ladrones no solo tuvieron que vencer los propios sistemas de seguridad y cerramientos del establecimiento, sino que también tuvieron que estudiar la manera de doblegar los sistemas de seguridad del recinto exterior. Desde Intu explicaron ayer que el modo en el que se produjo ese doble acceso «es lo que estamos tratando de analizar en este momento».

Lo que sí tienen claro es que el asalto estuvo bien planificado y sincronizado. «El robo fue rapidísimo y entendemos que lo llevaron a cabo profesionales», indicaron. Durante la jornada de ayer el establecimiento de telefonía del centro comercial de Paredes permaneció cerrado para llevar a cabo la investigación del caso. El local se encuentra en la primera planta, muy cerca del acceso principal de la gran superficie junto a la parada del autobús urbano de Oviedo.