Sariego cierra con éxito el primer Congreso de Manejo Natural del Caballo

Guillón Ramírez ayuda a las alumnas a preparar a su caballo. /
Guillón Ramírez ayuda a las alumnas a preparar a su caballo.

Los alumnos del club Territorio Tanvi demuestran cómo guiar a los equinos en un circuito de obstáculos sin obligarlos

MÓNICA RIVEROSARIEGO.

Confianza, nobleza y mucho cariño protagonizaron ayer la exhibición 'Obediencia, precisión e insensibilización', realizada por niños de 6 a 12 años en el marco del I Congreso Internacional del Manejo Natural del Caballo. El evento se celebró durante todo el fin de semana en la Finca Maeza de Sariego.

Conducidos por Sonia de Santiago junto a Guillón Ramírez, los alumnos del Club Deportivo Territorio Tanvi -organizador del congreso- guiaron a los animales a través de una pista de obstáculos que un caballo sin entrenamiento rechazaría. Estrecheces, subidas o bajadas de escalones y puertas a atravesar a ciegas fueron algunas de las pruebas que tuvieron que sortear los pequeños domadores. «Normalmente se les somete, aquí buscamos convencerlos mediante el refuerzo positivo, no obligarlos», explicó la directora sobre esta disciplina, en la que destaca el trabajo «pie a tierra» y no montado. «Se crea un vínculo más estrecho y una relación más noble con el caballo», valoró.

Amanda Wang García Peña, de doce años, comenzó sus clases en febrero. «Nunca había montado a caballo», confesó. Fue gracias a un cumpleaños y aunque el Manejo Natural es de momento la única disciplina que conoce no descarta adentrarse más en el mundo de la equitación.

El domador mexicano Chico Ramírez fue el creador de esta disciplina con 30 años de aplicación sobre la que cada vez más amantes de los caballos quieren aprender. Guillón es su hijo.

En las ponencias impartidas por expertos internacionales como Albert Hermoso, Eudald Carbonell, Miron Bococi o el propio Chico Ramírez se trataron distintas disciplina como doma, completo, herraje, odontología, etología, nutricionismo y literatura... todo alrededor del Manejo Natural. «Ha servido (el congreso) sobre todo para especializar a la gente que ya está un poco metida en este mundo», consideró Daniel Suárez, encargado de las instalaciones de Maeza, que recordó que la hípica no tiene edad.

El broche de oro a un fin de semana de éxito con más de un centenar de asistentes la puso la exhibición de trabajo con potros sin domar por parte de Chico Ramírez y sus colaboradores. Sariego, así, se convirtió en la 'capital' del caballo.