Siero cerrará el año con un millón de euros menos de deuda municipal

El Ayuntamiento bajará la cifra hasta los 3,5 millones de euros; desde 2015 el endeudamiento por habitante ha pasado de 191 a 68 euros

MARCOS GUTIÉRREZ POLA DE SIERO.

El Ayuntamiento de Siero cerrará el año con una deuda por debajo de los 3,5 millones de euros, de acuerdo con las previsiones municipales. Según un informe recientemente publicado por el Ministerio de Hacienda, Siero era a cierre de 2017 el décimo municipio de Asturias en este listado. El concejal de Hacienda, Alberto Pajares, explicó que «los ayuntamientos más grandes como Gijón, Oviedo y Avilés son, en ese orden, los que más tienen. En cambio el nuestro, que debería ser el cuarto, es el que rompe esa tendencia debido al bajo nivel de endeudamiento que tiene respecto al presupuesto».

Aclaró que el año pasado se cerró el ejercicio con 4,5 millones de euros de deuda y este año lo hará por debajo ya que se ha logrado realizar «una amortización extraordinaria superior al millón de euros, proveniente del superávit del ejercicio anterior».

En Siero la legislatura comenzó con una deuda superior a los 10 millones de euros, lo que suponía 191 euros por habitante. «En estos momentos estamos por debajo de los 3,5 millones de euros, por lo que calculamos cerrar el ejercicio con una deuda por debajo de los 68 euros por habitante», resaltó.

Pajares explicó que, a día de hoy, el Consistorio «dispone de recursos suficientes para poder cancelar la deuda municipal, si bien un volumen de deuda controlada, que a día de hoy únicamente supone en torno a un 8% de nuestros ingresos corrientes, permite que se puedan financiar mayores inversiones». En esta línea, el límite por ley deja alcanzar hasta el 75% de dichos ingresos e, incluso, llegar al 110% con autorización de los entes superiores.

El concejal de Hacienda destacó que en estos años en el gobierno municipal se ha reducido «en un 65% la deuda y eso ha propiciado un ahorro cercano a los 170.000 euros anuales en pago de intereses». «Entendemos que tener una buena situación financiera no debe traducirse en gastar de forma irresponsable, ni abordar cuestiones para las que no tengamos capacidad. Se ha llevado a cabo una buena política presupuestaria, equilibrada y todo ello sin gravar al ciudadano», subrayó.

Pese a que insistió en la idea de que la ley de Estabilidad y Sostenibilidad Presupuestaria redunda en «una administración eficiente y sostenible, algo con lo que lógicamente estamos totalmente de acuerdo», si consideró que cuestiones como la regla de gasto, que limita el gasto del ejercicio actual en función del ejecutado en el ejercicio precedente, «en muchas ocasiones, y pasa en Siero, no discrimina correctamente y penaliza a los ayuntamientos que han hecho bien las cosas. En nuestro caso no parece una buena idea tener remanentes en el banco sin poder disponerlos, pero es la situación que tenemos a día de hoy».

«Gestión responsable»

Pajares comentó que los ayuntamientos españoles, al tener directrices marcadas por la ley de estabilidad en materia de reposición de las jubilaciones, niveles de endeudamiento, restricciones de gasto en diversas materias y competencias, han tenido que hacer «muchos esfuerzos para poder cumplir con los objetivos marcados por el Gobierno central, tratando a su vez de mantener unos servicios públicos de calidad. Al final todo se resume en tratar de gestionar de una forma responsable y tratar de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos».

Del mismo modo opinó que se está realizando «un buen control a todos los niveles, para cumplir con los objetivos de déficit y deuda marcados por el Gobierno central», si bien los ayuntamientos han compensado «los desajustes producidos en otras administraciones».

Temas

Siero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos