Siero eliminará las barreras del acceso a la Casa Consistorial

El alcalde Ángel García y los arquitectos, en el latera del edificio donde se va a construir una rampa. /  PABLO NOSTI
El alcalde Ángel García y los arquitectos, en el latera del edificio donde se va a construir una rampa. / PABLO NOSTI

Instalará una rampa en el lateral del edificio, elevará la cota para nivelar la planta baja y recuperará el uso de la escalera principal

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

El Ayuntamiento de Siero invertirá cincuenta mil euros en eliminar barreras arquitectónicas en los accesos a la Casa Consistorial. Se construirá una rampa en el lateral del edificio que está orientado hacia el parque Alfonso X, y se elevará la cota en 17,5 centímetros en el soportal y en la planta baja para nivelarla con la entrada al registro, el ascensor y la zona de rentas, que ahora tiene un escalón.

Esta actuación -proyectada por los arquitectos Juan y Nora Roces- conllevará una reestructuración de todo el acceso al Consistorio. La gran novedad será la recuperación de la escalera principal, presidida por el mural de Casimiro Baragaña, que lleva sin utilizarse desde la última reforma del año 2007, y se mejorará su superficie. También se van a instalar puertas automatizadas de cristal en las diferentes dependencias, que proporcionarán «más claridad y transparencia de los espacios», comentó el arquitecto.

La puerta principal del edificio pasará a abrir hacia afuera desplazándose al plano de fachada y desaparecerá la segunda puerta central existente en la actualidad. En cuanto a la puerta lateral, por la que se accede ahora a las plantas superiores, quedará únicamente para posibles evacuaciones. Y el puesto del agente de la Policía Local se reubicará en un lugar más visible junto a la puerta principal. La última intervención se realizará en un aseo adaptado de la segunda planta, donde se desplazará un tabique para que cumpla con los radios de giro.

El alcalde de Siero, Ángel García, reconoció ayer que la Casa Consistorial presenta bastantes barreras arquitectónicas, lo que ha generado numerosas quejas de los vecinos. Y dijo que la intención es sacar ya la obra a licitación, que se financiará o con los créditos de 2018 o con remanentes. El plazo de ejecución es de dos meses.

El regidor explicó que el motivo de contratar el proyecto externamente se debió a la sobrecarga de trabajo de la Oficina Técnica Municipal, que fue la que hizo un primer dibujo.

 

Fotos

Vídeos