Siero rechaza las alegaciones al plan especial de la gasolinera de Ullaga

Vista general de la gasolinera de Ullaga. /  IMANOL RIMADA
Vista general de la gasolinera de Ullaga. / IMANOL RIMADA

El Ayuntamiento dice que ese documento subsana los defectos de forma y da cumplimiento a las sentencias, mientras que el particular entiende que las está vulnerando

JOSÉ CEZÓN SIERO.

La Junta de Gobierno de Siero ha rechazado dos de las tres alegaciones presentadas por el particular que pleiteó contra la gasolinera de Ullaga y que ahora se opone a la solución prevista por el Ayuntamiento, que consiste en realizar un estudio de implantación y un plan especial para legalizar las obras y los usos, además de reordenar y urbanizar esa estación de servicio y los espacios públicos.

Desde la administración local consideran que ese plan especial -aprobado inicialmente y en trámite de información pública- «dará cumplimiento» a las cuatro sentencias existentes, dos de ellas referidas a los espacios públicos y el aparcamiento y las otras dos, al edificio de la gasolinera y la cafetería. Y sostienen que «no se pretende ahora legalizar lo ilegalizable, sino subsanar lo que no se pudo hacer en su día por un defecto de forma». El Ayuntamiento tramitó en su momento un proyecto de urbanización en vez de un plan especial.

Por su parte, el particular alegó que ese estudio de implantación y plan especial debe considerarse «nulo de pleno derecho, porque vulnera las sentencias, tanto desde el punto de vista de su ajuste material como de su finalidad elusiva del cumplimiento de tales sentencias».

La segunda alegación desestimada cuestiona la ordenación del documento del plan especial respecto al sistema general, porque «se encamina exclusivamente a satisfacer las necesidades de la implantación de la estación de servicio, ignorando por completo las necesidades de las demás parcelas circundantes, que deben servirse también del sistema general». Cabe recordar que este particular es el propietario de los terrenos situados frente a la gasolinera, que eran suelo de vega cuando los adquirió y luego pasaron a verde de sistema general.

Fuentes municipales aclaran que el terreno de la gasolinera es no urbanizable de interés -lo que permite ubicar ese equipamiento-, mientras que la parcela del particular es «inedificable» y forma parte de las áreas inundables establecidas por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, por lo que no puede recibir el mismo tratamiento urbanístico. Y le recuerdan que el paso de vega a sistema general, le da derecho a una compensación en futuros desarrollos.

La única alegación admitida se refiere a la renuncia que hizo en su día el Ayuntamiento de Siero a la cesión del 10% del aprovechamiento por parte del dueño de la gasolinera, a cambio de que asumiera los gastos de urbanización de viales públicos y la dotación de servicios urbanos, que tuvieron un coste de 220.027 euros. El alegante entiende que el promotor estaba «legalmente obligado a las dos cosas». Desde el Ayuntamiento reconocen ahora que «no está acreditado el valor real de la urbanización de espacios públicos que se hizo», por lo que pedirán a la propiedad de la gasolinera que les abone 63.599 euros.

El documento del estudio de implantación y plan especial se remitirá ahora a la Comisión Urbanística de Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) para que emita el preceptivo informe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos