Siero es el segundo concejo de Asturias con más licencias de casas unifamiliares

Siero es el segundo concejo de Asturias con más licencias de casas unifamiliares

En el último lustro, el Ayuntamiento ha expedido más de doscientas, la mayoría en las parroquias de La Fresneda y Anes

M. RIVEROSIERO.

Siero es el segundo concejo que más viviendas unifamiliares ha registrado desde 2014 hasta el primer trimestre de 2019. Así lo comunicó el alcalde sierense, Ángel García en una rueda de prensa conjunta con la concejala de Urbanismo, Susana Madera.

García destacó la evolución de las viviendas unifamiliares en Siero en los últimos años: desde hace cinco años ha expedido 219 licencias de esta tipología, teniendo por delante tan solo a Gijón. «Estando muy por encima del resto», según destacó el regidor. «Esto pone de manifiesto el gran potencial de Siero», subrayó el alcalde, para quien el concejo es un punto estratégico para instalarse, debido a las buenas instalaciones y servicios ofrecidos y una «presión fiscal moderada». Siero es «un municipio atractivo para residir», añadió.

«En este contexto de pérdida de población queremos jugar nuestras bazas con todas las ventajas que podamos tener en Siero para afrontar de la mejor manera posible la situación», explicó.

Por eso, el Ayuntamiento apostará por «poner en valor» la calidad de vida que esta modalidad de vivienda puede ofrecer a futuros inquilinos. «Es un objetivo estratégico del equipo de gobierno potenciar y poder seguir liderando este tipo de vivienda», indicó el alcalde.

Esta vivienda unifamiliar que se ha construido -o por lo menos se han expedido las licencias pertinentes para ello- tiene como primer núcleo de población La Fresneda, en la parroquia de Viella. Aunque García recordó que otras poblaciones como Anes también gozan de una remarcable actividad urbanística de estas características.

El alcalde valoró muy positivamente la agilidad del Departamento de Urbanismo -en el que comentó existe una buena sintonía entre el equipo y la concejala- para la tramitación de este tipo de licencias, además del asesoramiento y las facilidades prestadas a los ciudadanos a los que aseguró «se les soluciona cualquier duda».

Con el municipio viviendo una «nueva realidad» como «lugar atractivo para vivir e invertir» García se mostró optimista con el futuro.

El número de expedientes de viviendas unifamiliares registradas en 2018 ya daba señales de un repunte, con un incremento del 56 por ciento con respecto al ejercicio anterior. El Ayuntamiento comenzaba el año con 52 expedientes en marcha, lo que casi superaba en los primeros cuatro meses el global del año pasado. El segmento del ladrillo, la edificación y la actividad inmobiliaria del concejo ya cuentan con un latido propio.