El Tribunal de Cuentas considera legal la liberación de la concejal Paula Onís

Paula Onís en el despacho del grupo municipal de Foro. /  PABLO NOSTI
Paula Onís en el despacho del grupo municipal de Foro. / PABLO NOSTI

IU de Siero denunció que la edil de Foro carecía de una función que justificara su salario, mientras que la instructora no aprecia ni alcance, ni ilícito contable

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

La delegada instructora de la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas no aprecia «un ilícito contable» en la liberación política de la concejala del grupo municipal de Foro en el Ayuntamiento de Siero, Paula Onís, por lo que entiende que su situación «no es susceptible de generar un presunto alcance contable en los fondos públicos».

Este acta de liquidación provisional deriva de la denuncia que el portavoz de Izquierda Unida de Siero, Edgar Cosío, había presentado, con fecha 1 de junio de 2018, ante el Tribunal de Cuentas. El edil afirmaba que Paula Onís estaba percibiendo «las retribuciones del régimen de dedicación exclusiva, sin que desarrolle ninguna función que lo justifique, no dándode la 'dedicación preferente'» que demanda el reglamento vigente (ROF).

El alcalde de Siero, Ángel García, presentó entonces alegaciones y solicitó el archivo de las actuaciones, mientras que el Ministerio Fiscal proponía nombrar un delegado instructor, que fue lo que acordó la consejera de cuentas mediante un auto dictado en diciembre de 2018.

En su acta provisional, la delegada instructora repasa la cronología de los hechos, que arranca con el acuerdo plenario de Siero -de 29 de octubre de 2015-, por el que se aprobó por mayoría una propuesta de la Alcaldía para crear siete cargos de concejal con dedicación exclusiva o parcial, uno por cada grupo de la oposición municipal. Pero tan solo Foro Asturias aceptó la propuesta, que se materializó en febrero de 2016 con el alta de Paula Onís en el Régimen General de la Seguridad Social como concejala con dedicación exclusiva y existiendo un crédito presupuestario para afrontar esa designación. Desde entonces, la edil de Foro pasó a cobrar 23.609,04 euros brutos anuales, la misma cantidad fijada en el Pleno organizativo de 1 de julio de 2015 para los cuatro concejales liberados del equipo de gobierno.

La instructora tiene presente la matización del alcalde de que las funciones de Onís son diferentes a las de los ediles socialistas liberados, pues a ella le corresponde «atender tareas propias de la gestión de su grupo municipal, el mayor después del equipo de gobierno».

Enumera también las ocupaciones de Onís en el Ayuntamiento, basándose en datos facilitados por el secretario municipal, con presencia en cuatro consejos y suplente de las cuatro comisiones informativas. Y el portavoz de Foro, Eduardo Martínez, también certifica su actividad diaria, que va desde recibir a vecinos hasta la preparación de plenos. Y se recuerda que fue la impulsora de las jornadas de ciberseguridad o la actividad 'Siero Vive'.

La instructora subraya, asimismo, que no consta informes de reparo de Intervención respecto al pago de retribuciones a la concejala, ni impugnación del acuerdo plenario que determinó su dedicación exclusiva. «No cabe interpretar un ilícito contable», concluye, «sin perjuicio de lo que, en la fase jurisdiccional posterior, pueda declarar la consejera de Cuentas».

La diferencia entre el salario que Onís percibió en estos tres años y lo que hubiera cobrado en dietas por asistir a comisiones ronda los 30.000 euros. La concejala ya ha decidido que abandonará la política tras las elecciones municipales.