El Tribunal Supremo ratifica la condena a dos administradores de la empresa Joama

Mónica Fernández, Covadonga Hevia y Alberto Rodríguez, tres de los socios de la empresa Joama, ayer en Argüelles tras dar a conocer el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo. /  IMANOL RIMADA
Mónica Fernández, Covadonga Hevia y Alberto Rodríguez, tres de los socios de la empresa Joama, ayer en Argüelles tras dar a conocer el contenido de la sentencia del Tribunal Supremo. / IMANOL RIMADA

Desestima sus recursos contra la sentencia que los obliga a pagar 1,5 millones de euros por cometer irregularidades en la gestión

LYDIA IS

Los trece socios de Construcciones Metálicas Joama que llevan cinco años litigando con los antiguos administradores de la empresa han dado un paso más en su batalla judicial. En un auto firmado el 23 de enero, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo desestima los recursos de casación e infracción procesal presentados por los exgerentes Víctor Rosa y Juan Manuel Ortega, a los que la

Audiencia Provincial de Oviedo condenó el 14 de marzo de 2016 a dos años de inhabilitación para administrar bienes ajenos y al pago de cerca de 1,5 millones de euros al considerar «manifiesta» su participación en la comisión de irregularidades que afectaron al ejercicio contable del año 2012.

Previamente -junto a un tercer administrador que resultó absuelto por la Audiencia-, habían recurrido la sentencia del 18 de marzo de 2015 del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo que calificaba como «culpable» el concurso de Joama.

«Estamos muy contentos porque el hecho de que nos den la razón tres juzgados diferentes es muy importante de cara a lo que tenemos pendiente y nos anima a mantenernos con buenas expectativas», señalaron Mónica Fernández, Covadonga Hevia y Alberto Rodríguez, tres de los socios.

Por delante les queda la vía penal que abrieron en 2013, por lo que entienden que se trata de un delito continuado de apropiación indebida y están a la espera de que la Audiencia Provincial fije la fecha del juicio. «Si en dos años que abarca el Juzgado de lo Mercantil hubo dos millones de euros de desfase, en los cuatro y medio del Penal tiene que aparecer mucho más», aseguraron. El último movimiento del que tienen constancia es un auto del pasado mes de junio del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Siero que decretaba la apertura de juicio oral y requería una fianza solidaria de 731.224 euros.

Joama se creó en el año 1976 y estaba dedicada a las construcciones metálicas. En 1979, su propietario -padre de Juan Manuel Ortega-, se la vendió a sus veintitrés trabajadores, que se convirtieron en socios. Los problemas llegaron en 2012 con retrasos en los pagos y otras irregularidades.

 

Fotos

Vídeos