«No vamos a denunciar», asegura la familia Canto

Familiares y amigos de la familia Canto en el tanatorio. /  NOSTI
Familiares y amigos de la familia Canto en el tanatorio. / NOSTI

L. I. A. POLA DE SIERO.

La familia de Evangelista Canto Díaz descarta denunciar a su vecino, Guillermo Muñiz, tras el ataque de los perros que el martes acabó con la vida del octogenario. Destrozados, entienden que se trata de un lamentable accidente y dejan en manos de la Fiscalía cualquier tipo de actuación penal. También piden respeto y empatía por lo ocurrido para ambas partes.

Evangelista, de 87 años, era natural del concejo de Piloña, donde se crió con sus cuatro hermanos -Ramón y Cándido, ya fallecidos, y María del Carmen y María Dolores-, pero llevaba más de tres décadas en Arniella. Se había casado con Josefina Fernández Corral, de la que enviudó hace años. Tenía cinco hijos. Con el mayor, además de nombre, compartía domicilio en la localidad sierense. Le siguen Alfonso, María Teresa, José Manuel y Margarita. Maira Macas, Manuel Forcelledo, Paula Esteban y Javier Seijas eran sus nueras y yernos y también tenía cuatro nietos, David y Manuel Forcelledo; Silverio Canto y Adrián Seijas.

El funeral, esta tarde

Los restos mortales de Evangelista Canto llegaron a última hora de la mañana de ayer al Tanatorio Meana, en la Pola, donde quedó instalada la capilla ardiente, por la que pasaron multitud de amigos y allegados, consternados con lo sucedido. El funeral se celebrará esta tarde, a las cinco y media, en la iglesia de San Martín de Anes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos