Los vecinos exigen dar uso al edificio de Cébrano tras un lustro sin actividad

El edificio construido con fondos mineros y del que ha sido sustraído hasta la verja de cierre perimetral de hierro. /  PABLO NOSTI
El edificio construido con fondos mineros y del que ha sido sustraído hasta la verja de cierre perimetral de hierro. / PABLO NOSTI

El PP denuncia el progresivo deterioro de este inmueble municipal y el incumplimiento de los acuerdos plenarios de Siero y autonómicos para crear un centro de día

JOSÉ CEZÓN CARBAYÍN ALTO.

Los concejales del PP de Siero -Beatriz Polledo y Cristóbal Lapuerta; el presidente local de Nuevas Generaciones, Javier Mateus; y los alcaldes de barrio de Areñes, Cándido Martínez, y de San Juan del Cuto, Carmen García, comparecieron ayer en Carbayín Alto para exigir al equipo de gobierno que consiga dar un uso ael edificio municipal de Carbayín Alto, que lleva cinco años sin actividad desde la marcha de la asociación Cébrano. También denunciaron el «lamentable estado de conservación» del edificio, que tuvo un coste de 600.000 euros y que fue financiado con cargo a los fondos mineros.

El inmueble ha sufrido el saqueo de puertas y ventanas, de todo el cableado y hasta de gran parte de la valla de hierro macizo que conformaba el cierre perimetral exterior. Asimismo, la fachada del edificio de madera está muy deteriorada por la humedad, lo que obligará a realizar una cuantiosa inversión para recuperarlo.

La portavoz del PP, Beatriz Polledo, lamentó que la única actuación del equipo de gobierno en el presente mandato ha sido «tapiar las ventanas». Y criticó que se incumplieran los acuerdos plenarios, a mociones de su grupo, para solicitar la construcción de un Centro de Día para mayores, una propuesta avalada también por los vecinos, o cuando se aprobó un plan integral para la zona de Carbayín. Polledo mencionó también el acuerdo de la Comisión de Servicios y Derechos Sociales de la Junta General del Principado, de abril de 2016, para instar al Consejo de Gobierno a firmar un convenio de colaboración entre el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento de Siero para darle «un nuevo uso social» al edificio.

Y en diciembre de 2015, el propietario de la empresa Industria Auxiliar de Transformados, ubicada en el polígono Tabaza II, propuso crear un centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual (CAI) y generar entre doce y veinte empleos. Para Polledo, reactivar este tipo de edificios es fundamental «para fijar a la población en la zona rural y en unas parroquias envejecidas». El alcalde de barrio de Areñes, Cándido Martínez, criticó también el abandono general y la escasa vigilancia en la zona. «En un mes robaron dos veces en la gasolinera», dijo.

 

Fotos

Vídeos