El vivero de empresas de Lieres se proyectará con los usos ya decididos

La parcela que ocupa el polígono de Solvay, en Lieres, con los edificios que acogerán el vivero de empresas al fondo. /  PABLO NOSTI
La parcela que ocupa el polígono de Solvay, en Lieres, con los edificios que acogerán el vivero de empresas al fondo. / PABLO NOSTI

El gobierno de Siero no quiere incurrir en los errores del pasado con otros edificios costeados con fondos mineros y que estuvieron años vacíos

JOSÉ CEZÓN SIERO.

El gobierno de Siero consultará al Servicio de Promoción Económica y Desarrollo Local las necesidades y posibles usos del futuro vivero de empresas de Lieres antes de redactar el proyecto definitivo de acondicionamiento de los dos edificios catalogados del antiguo Pozo Siero, de Solvay. Pero también quiere confirmar, con carácter previo, la recepción de los 750.000 euros comprometidos para esa actuación -avanzada ayer por este diario- con cargo a los fondos mineros, según anunció ayer el alcalde, Ángel García.

El Ayuntamiento pretende evitar así los errores cometidos en el pasado con otros equipamientos financiados con esos mismos fondos. El edificio de Pumarabule se construyó sin definir su uso y estuvo varios años vacío, hasta que se instaló el Cetema. Y el edificio de Carbayín Alto albergó a la asociación Cébrano, pero ahora está inutilizado y destruido desde su marcha en 2013.

Despachos y naves

La concejala de Urbanismo, Noelia Macías, explicó ayer que el edificio de la antigua casa de máquinas número 2 de Solvay dispondrá de ocho despachos, una sala de juntas y un aula, con posibilidad de unir varias estancias en función de las necesidades. También se dotará de aseos y almacenes. Y en el edificio de la central eléctrica, se ubicarán tres naves de 50 metros cuadrados y una de 300 metros cuadrados.

Macías recordó que el gobierno había presentado en marzo de 2016 nueve propuestas para su inclusión en los fondos mineros del período 2013-2018 y que priorizaba este proyecto para Lieres. El alcalde lo justificó en que permitirá recuperar unos elementos catalogados, habilitará un espacio para el emprendimiento -el primero del concejo- y beneficiará a una zona castigada por el cierre de la minería.

El regidor confirmó que el mes pasado les llegó una resolución de la Dirección General de Industria, donde les daban solo quince días de plazo para presentar un proyecto básico. Por suerte, ya disponían de una memoria descriptiva «muy trabajada», pero, así y todo, tuvieron que contratar externamente la redacción para poder presentarlo «en tiempo récord», dijo. El alcalde mencionó las quejas de otros ayuntamientos por la premura, que incluso han solicitado una prórroga, aún no concedida. También se ha enviado el documento a Patrimonio al ser edificios catalogados.

El presidente de la Asociación de Vecinos Amigos de Lieres, José Manuel Vigil, acogió ayer el anuncio con moderada satisfacción. «Todo lo que sea hacer algo en ese santo polígono, lo veo bien; por algo hay que empezar, incluso que lo mantengan limpio», manifestó. Esta asociación lleva clamando por la reindustrialización de esos terrenos desde el año 2003 y ya acumula varias decepciones con algunos proyectos empresariales malogrados.